El Consejo de Ministros aprueba este martes el Fondo COVID-19, con 16.000 millones de euros de transferencias directas a las Comunidades Autónomas para paliar los efectos de la crisis generada por el coronavirus.

La mayor parte de este fondo, 9.000 millones de euros, irá destinado a gasto sanitario. En este caso, la ayuda se entregará en dos tramos: 6.000 millones en julio y 3.000 millones en noviembre. Mientras, a Educación le serán destinados 2.000 millones de euros, que serán entregados íntegramente en septiembre.

Los 5.000 millones restantes del fondo irán destinados a paliar la disminución de los ingresos por la caída de la actividad. En este apartado se confirmaron la semana pasada 800 millones para compensar las pérdidas en el transporte.

El coste de esta partida de 16.000 millones de euros será asumido por el Estado. Las Comunidades Autónomas no tendrán que devolver el fondo, ni les incrementará la deuda ni les generará intereses.

El Gobierno dará a conocer hoy las variables para el reparto del dinero, como son la población, ingresos en UCI, por PCR, por población protegida.

Quejas de las comunidades gobernadas por el PP

Algunas comunidades ya han manifestado su disconformidad por cómo será el reparto, entre ellas Castilla y León, que cree que se penaliza la España interior y opina que deberían priorizar a los más afectados, con más personas mayores y más dispersión.

El presidente gallego, Núñez Feijóo, cree que a Galicia le corresponderían 1.000 millones de los 16.000, pero da por hecho que les llegará menos porque los nuevos parámetros "benefician a unos y nos perjudican a otros". Murcia, por su parte, está convencida de que será la que menos reciba por habitante, y quieren un fondo adicional para los infrafinanciados.

Andalucía exige que el criterio básico sea la población y que no se penalice a aquellos que han manejado bien la pandemia. Y desde Madrid, dicen que "no hemos sido los más favorecidos ni mucho menos, a pesar de ser los más afectados". Quieren flexibilidad para poder decir en qué gastarlo.

El Fondo autonómico será la principal medida de una reunión de Gobierno que también aprobará otro paquete económico importante: el quinto tramo de la línea de avales del ICO. En este caso, se destinarán 8.000 millones a PYMES y autónomos y 5.000 millones para grandes empresas, así como otros 2.500 millones para PYMES y autónomos del sector turístico.

Además, el Gobierno aprobará ayudas por valor de 50 millones de euros a proyectos de I+D+I en el ámbito de la Industria Manufacturera. También se aprobarán préstamos a proyectos de I+D+i en el ámbito de la Industria Conectada 4.0 por valor de 25 millones de euros.