El Gobierno aplaza el diálogo con el Govern catalán a después de las elecciones en Cataluña. En un comunicado de Moncloa, aseguran que el Ejecutivo mantiene su voluntad de iniciar el proceso de diálogo con las instituciones catalanas para resolver el conflicto político y "mantiene, cómo no podía ser de otra manera, el encuentro con el president Torra el próximo jueves, día 6 de febrero"

No obstante, dice, espera poder iniciar dicho diálogo "en cuanto haya hablado el pueblo catalán y se constituya el nuevo Parlament, así como el nuevo Govern. Cuanto antes se celebren las elecciones y haya nuevo Govern, antes iniciaremos el diálogo", dice ese comunicado.

El Gobierno "espera iniciar el diálogo en cuanto haya hablado el pueblo catalán y se constituya el nuevo Parlament".

Apunta que respeta la decisión tomada por el President de la Generalitat de Catalunya, Quim Torra, de convocar de forma anticipada las elecciones catalanas y cree que "resulta evidente que el proceso electoral no impide la necesaria relación entre administraciones para resolver los problemas urgentes de la sociedad catalana".

Sánchez estará en Barcelona hasta el 7 de febrero y tiene intención de reunirse también con Ada Colau.

Se comunica además que el presidente Pedro Sánchez estará en Barcelona hasta el día 7 y tiene intención de poder reunirse también con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y con la presidenta de la Diputación de Barcelona, Nuria Marín, así como la entidad ‘Barcelona Global’, que en engloba a 221 empresas, centros de investigación, emprendedores, escuelas de negocio, universidades e instituciones culturales, y a más de 780 profesionales que promueven el talento y la actividad económica en Barcelona.

Torra responde a Sánchez

La Generalitat ha respondido con un comunicado en el que aseguran que el president Torra explicó al presidente Pedro Sánchez su voluntad de abordar las cuestiones de fondo del conflicto político entre Cataluña y España en todas las conversaciones que han mantenido. "En la del 9 de enero le dejó claro que la reunión de los dos presidentes debía servir para encauzar la mesa de negociación", apuntan.

La Generalitat asegura que en las conversaciones con Sánchez, Torra trasladó la voluntad de "abordar las cuestiones de fondo del conflicto".

"El presidente reunió las principales fuerzas políticas y sociales independentistas (JxCat, ERC, CUP, Òmnium Cultural y ANC) el 15 de enero para acordar qué puntos debía tratar con el presidente Sánchez. Se acordó por unanimidad que serían el ejercicio del derecho de autodeterminación y el fin de la represión y la amnistía. Y así le trasladará en la reunión del 6 de febrero en Barcelona", añaden.

Y acaban con esta frase: "Estamos convencidos de que el presidente Sánchez no cerrará ninguna puerta al diálogo en este encuentro ni excluirá ningún contenido".

Calvo ha llegado a cuestionar el encuentro

Antes de ambos comunicado, la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha puesto en duda la reunión entre Pedro Sánchez y el president. Una cita confirmada el pasado martes por la ministra portavoz tras el Consejo de Ministros y por el propio Torra este miércoles tras anunciar que convocará elecciones en Cataluña cuando se aprueben los presupuestos.

Calvo ha asegurado que ese encuentro "de producirse" se hará para hablar de los problemas de Cataluña en el marco de la "seguridad jurídica" del Estado español. Respondía así a unas declaraciones de Quim Torra, que ha dejado en el aire la mesa de diálogo entre gobiernos, acordada por el PSOE y ERC, a la espera de verse con el presidente del Gobierno y comprobar su grado de predisposición a hablar de autodeterminación y amnistía.

Fuentes de Moncloa han confirmado a laSexta que ha habido un intenso debate sobre si mantener o no la reunión.

Según informa María Llapart, en Moncloa ha habido un intenso debate en el núcleo duro del presidente Sánchez para decidir si se mantiene o no la reunión con Torra. Se ha planteado la posibilidad de suspender ese encuentro, aunque se ha decidido, de momento, mantenerlo.

Autodeterminación y amnistía

En declaraciones a Catalunya Ràdio, Torra ha subrayado que tiene el "encargo" del conjunto de fuerzas independentistas de plantear a Sánchez, en la reunión que mantendrán el 6 de febrero, que en esa mesa de negociación se aborde el derecho a la autodeterminación y una amnistía para los líderes del 'procés' presos.

"Necesito saber en qué condiciones negociaremos el ejercicio del derecho a la autodeterminación y la amnistía, que es el encargo que tenemos", ha recalcado. Y ha advertido: "Si no hay las condiciones y las garantías que creemos necesarias para tirar adelante este proceso de negociación, yo me reuniré con los partidos independentistas para explicarles que esta es la situación: vamos a un diálogo sin garantías".