Durante su comparecencia en el Senado, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha recordado que el acuerdo con los sindicatos implica una subida salarial fija para 2019 del 2,25%, a la que podría sumarse otra parte variable (0,25%) ligada a la evolución del PIB y otro 0,25% procedente de fondos adicionales.

En total, en un escenario de máximos, la subida salarial podría alcanzar el 2,75%, aunque para ello el PIB tendría que crecer un 2,5% y la previsión es que lo haga un 2,3%.

La ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, ya había asegurado ayer que el Gobierno iba a cumplir con el acuerdo retributivo para 2019, subiendo los salarios de los empleados públicos desde el 1 de enero.

Lo que no aclaró es si esta subida se haría por Real Decreto antes de que finalizara el año o si se haría a posteriori (con efectos retroactivos si era recogida en Presupuestos).

Finalmente, se hará por Real Decreto, tal y como demandaban las organizaciones sindicales, que no querían esperar a ver qué pasaba con los Presupuestos de 2019.