La CEOE y los sindicatos CCOO y UGT han ratificado este viernes el documento presentado a última hora de este jueves por el Ministerio de Trabajo para prorrogar los ERTE más allá del estado de alarma.

El acuerdo prevé una prórroga de los ERTE hasta el 30 de junio pero prorrogables después para los sectores que lo sigan necesitando.

De este modo, la empresas serán exoneradas del pago de las cuotas a la seguridad social y los trabajadores acogidos a este instrumento contintuarán percibiendo la prestación extraordinaria de desempleo, en principio, hasta esa fecha.

También está el compromiso de las empresas que se acojan a un ERTE a no realizar despidos durante los seis meses siguientes, aunque se incluye alguna excepción si hay empresas en las que concurra un riesgo de concurso de acreedores, también se ha aceptado que no se de por incumplido el acuerdo en el supuesto de que se produzca un despido disciplinario procedente, la extinción del contrato de temporales o que no se llame a fijos discontinuos.

No podrán beneficiarse de ERTE aquellas empresas en paraísos fiscales y tampoco permite a las empresas con ERTE repartirse dividendos en este ejercicio fiscal.

Actualmente hay más de tres millones y medios de personas afectadas por un ERTE.

En rueda de prensa tras el Consejo de Ministros extraordinario, Yolanda Díaz ha agradecido el trabajo a los agentes sociales que, ha dicho, han demostrado que su compromiso es con nuestro país "dejando las diferencias que puntualmente tienen para salvar a nuestro país en una crisis que ya es económica y social".

Comisión tripartita

Díaz ha defendido que se trata de un acuerdo "equilibrado" porque pondera la protección social con la reincorporación paulatina de los trabajadores, y ha explicado que una vez levantado el estado de alarma será una comisión tripartita -formada por Gobierno, patronal y los dos sindicatos mayoritarios- para evaluar qué sectores necesitan ampliar la ayuda.

En este sentido, la ministra ha destacado que "proteger a los trabajadores es proteger a la economía de nuestro país" y que con este acuerdo van a ir "acompañando desde lo público a trabajadores y empresas".

Por eso, ha explicado, mantrendrán las condiciones del ERTE de fuerza mayor al tiempo que incentivarán la incorporación paulatina a la actividad.

Por su parte, el secretario general de CCOO, Unai Sordo ha destacado que los ERTES "han sido claves para evitar la destrucción de empleo" y, con el acuerdo alcanzado para su renovación, "lo seguirán siendo en los próximos meses", un hecho que, ha celebrado: "Sin duda el país y la clase trabajadora se merecen este tipo de noticias".

 

Desde UGT han valorado que "el consenso asegura los puestos de trabajo y permite reactivar el tejido productivo en condiciones de flexibilidad y avanzar hacia una deshibernación con pilares económicos y laborales reforzados y con garantías".

 

La CEOE pide reuniones con los sectores afectados

En cambio, desde la patronal sostienen que, aunque este no era "el acuerdo deseado", han decidido dar el visto bueno porque "mejora la propuesta inicial". En una nota, la CEOE señala que eran partidarios de "un acuerdo a más largo plazo" para dar seguridad y certidumbre a las empresas y a las personas trabajadoras, pero han tenido en cuenta los márgenes temporales y presupuestarios del Gobierno-

Por ello, la patronal insta al Gobierno a que "se reúna ya, desde mañana mismo, con los sectores más afectados para negociar las medidas necesarias y específicas de cada uno de ellos".