El Ministerio de Educación recurrirá por la vía judicial cualquier iniciativa dirigida a imponer un "pin parental" en los centros educativos, al considerarlo "una censura previa" por parte de los padres a las actividades programadas por los colegios. Así lo ha anunciado la titular del ramo, Isabel Celaá, en un comunicado en el que manifiesta su "rechazo" a esta práctica, que ha calificado de ilegal.

El denominado 'pin parental', defendido por Vox, permitiría a los padres no autorizar la asistencia de sus hijos a actividades complementarias incluidas en el currículo escolar con contenidos sobre diversidad afectivo-sexual. El comunicado de Educación se produce después de que la formación pretenda incorporar esta práctica para dar el 'sí' a los presupuestos de las comunidades de Murcia y Madrid.

Para el Ministerio, la imposición del 'pin parental' por parte de Murcia a sus centros educativos es contraria a la Ley Orgánica de Educación (LOE), a las propias normas autonómicas y a la Ley Contra la Violencia de Género. Subraya, además, que la iniciativa "ha generado una gran controversia y rechazo por parte de la comunidad educativa".

Celaá ha insistido en que el veto por parte de los padres a la asistencia de los alumnos a estas actividades supondría una "objeción de conciencia encubierta" que podría aplicarse a contenidos curriculares y que va en contra de la legislación española. En este sentido, el propio Tribunal Constitucional ha señalado en diversas sentencias que el derecho a la objeción de conciencia solo existe en los casos expresamente contemplados por la Constitución y las leyes.

Asimismo, señala contraviene diversos tratados internacionales suscritos por España (Convención sobre los Derechos del Niño, Declaración Universal de los Derechos Humanos), y el Memorándum de la Comisión Europea contra el Racismo y la Intolerancia, la normativa educativa, la legislación sobre la violencia y la normativa específica en materia LGTBI.

Educación ha recordado que son los docentes quienes tienen la competencia para diseñar las actividades complementarias que consideren convenientes y dar así cumplimiento a lo establecido en los currículos educativos.

A través de Twitter, Celaá ha reiterado la decisión de recurrir ante la Justicia la imposición del 'pin parental' en Murcia, que "vulnera el derecho fundamental constitucional de los niños y niñas a ser educados" y excede las competencias de los centros educativos. "No lo vamos a tolerar", ha advertido.

 

También Pedro Sánchez se ha hecho eco del recurso contra la decisión del Gobierno murciano. "El pin parental vulnera el derecho de los niños y niñas a la educación", ha afirmado. "Seremos firmes, no al pin parental", ha añadido.