El Gobierno y EH Bildu han alcanzado un acuerdo para que la formación apoye los Presupuestos Generales del Estado para 2023, un pacto que incluye, entre otros puntos, transferir la competencia de Tráfico a Navarra. La fecha límite para esto será el 31 de marzo del próximo año.

El anuncio lo hizo Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, en el Senado el pasado martes. Sánchez ha asegurado que "aquellos guardias civiles que quieran quedarse en Navarra, podrán hacerlo" y también que el traspaso garantiza que "las funciones de vigilancia de tráfico se van a poder desempeñar de manera coordinada y efectiva", entre Guardia Civil y Policía Foral.

La decisión ha sido motivo de duras críticas por parte de la oposición. El Partido Popular acusa a Sánchez de "seguir con el pago al contado por los votos". "Si el Código Penal a medida es para Junqueras, a Bildu le entrega la salida de la Guardia Civil de Navarra", ha enfatizado.

Muy crítica se ha mostrado también la presidenta del PP de Navarra, Ana Beltrán, quien ha afirmado que el jefe del Ejecutivo "elige a los verdugos y abandona a las víctimas". "Y lo han hecho. Sánchez expulsa a la Guardia Civil de Navarra por petición de Bildu Batasuna", ha apostillado en un mensaje de Twitter. También el vicesecretario de Institucional del PP, Esteban González Pons, ha mantenido que Bildu es un "compañero indeseable" con el que un demócrata no se debería sentar "jamás" a negociar lo que tenga que ver con la Guardia Civil, la Policía Nacional o el Ejército.

La vicepresidenta primera y ministra de Economía, Nadia Calviño, ha respondido a estas acusaciones recordando al PP que fue con José María Aznar en Moncloa, en el 2000, cuando se acordó transferir la competencia de Tráfico a Navarra. También ha defendido que con este cambio "no se reduce" la presencia de la Guardia Civil, sino que "incluso" se va a "reforzar".

Tensión entre Bolaños y un diputado de Navarra Suma

Las críticas más duras las ha hecho Carlos García Adanero. "El pacto es una vergüenza e indignante. Con Bildu-Batasuna no se puede pactar nada, es un insulto hacerlo con algo que tiene que ver con la Guardia Civil", ha declarado en el Congreso.

"Los que señalaban, los que apuntaban, los que disparaban, volaron casas cuartel de la guardia civil, volaron autobuses llenos de agentes... A esos que han disfrutado, que han aplaudido, que no han condenado y que siguen diciendo que mereció la pena ustedes les dan la llave para que abandonen Navarra", ha argumentado Adanero.

El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, ha denunciado este discurso, dice, cargado de "demagogia y mentiras" y que utiliza a las víctimas de ETA. Tras subrayar que la banda terrorista fue vencida por la democracia española y especialmente por José Luis Rodríguez Zapatero, Alfredo Pérez Rubalcaba y Patxi López, ha explicado que lo que se ha decidido es transferir la competencia de Tráfico a una comunidad como ya está transferida a otras.

"Comprendo que esté mendigando un puesto en las listas electorales de la extrema derecha o de la derecha extrema, son indistinguibles el PP y Vox y alguno de ellos le dará cobijo, pero no venga aquí a mentir de manera inaceptable", ha añadido.

Ciudadanos lo ve una "rendición al chantaje" de independentistas

Desde Ciudadanos también consideran una "ignominia" el pacto con Bildu para los Presupuestos, que incluye el traspaso de estas competencias. Así se ha pronunciado la presidenta de la formación naranja, Inés Arrimadas, en su perfil de Twitter: "No hay partida presupuestaria más cara que subastar la libertad y la igualdad entre españoles. Tras el Código Penal a medida de Junqueras para borrar de la historia el golpe de Estado, Sánchez pacta con los herederos de ETA marginar a la Guardia Civil en Navarra. Qué ignominia".

Para el portavoz adjunto de Ciudadanos en el Congreso, Edmundo Bal, el acuerdo del Gobierno con "los herederos de ETA" supone una "nueva humillación" y una "nueva rendición al chantaje" de los independentistas.

UPN lo considera "indecente"

Por su parte, el presidente de UPN y portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, ha considerado que el acuerdo "humilla de forma innecesaria a la Guardia Civil".

Esparza ha afirmado que EH Bildu "son los testaferros de ETA, son los herederos políticos de una organización terrorista a la que tanto frente hizo la Guardia Civil, y que sean ellos precisamente los que decidan el día en el que la Guardia Civil va a dejar de prestar el servicio de Tráfico en Navarra me parece indecente".

Sánchez responde a las críticas

Preguntado al respecto este miércoles, Sánchez ha defendido que "desarrollar competencias autonómicas es cumplir con la Constitución". "A la oposición le gustaría que España se rompiera, que España se hundiera", ha aseverado ante las críticas, deslizando que sí "estuvo a punto de romperse en el año 2017, cuando gobernaban otros".

"Por mucho que hablen de inestabilidad, vamos a aprobar nuestros terceros Presupuestos Generales del Estado en tiempo y forma", ha destacado asimismo, en la rueda de prensa posterior a su reunión con el primer ministro de Rumanía en Castellón.

Asociaciones reclaman una solución para los agentes de Navarra

Varias asociaciones de la Guardia Civil han reclamado una "solución" para los más de 200 agentes que se verán afectados por la transferencia de las competencias de Tráfico a Navarra.

La asociación mayoritaria en el Consejo de la Benemérita, Jucil, ha destacado que muchos de esos agentes nacieron o residen desde hace años en Navarra, y esta "decisión política" les puede obligar a cambiar de destino o domicilio, además de "afectar a la seguridad" de los ciudadanos.

Por su parte, la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha exigido al Ministerio del Interior que dé explicaciones "urgentes" sobre lo que consideran un "chantaje" y que informen a los agentes afectados sobre cuál será su nueva situación laboral. "A día de hoy, Interior no ha comunicado a los guardias civiles si van a tener opciones a la pasarela para ingresar a la Policía Foral o van a asignar preferentes para ocupar nuevos destinos por el perjuicio ocasionado", ha asegurado el portavoz de AUGC, Pedro Carmona.