Cuando Vox publicó, antes de las elecciones generales, un meme en el que Aragorn se enfrentaba a un pequeño fantasma con la bandera LGTBI, poco podían imaginar en el partido hasta qué punto se les volvería en contra aquel emoji.

Ahora, convertido en todo un icono de la lucha por la libertad sexual, Gaysper -como le ha bautizado la comunidad LGTBI en las redes sociales- se ha colado en el interior del hemiciclo durante la sesión constitutiva del Congreso, precisamente frente a la bancada de la formación de extrema derecha.

Lo ha hecho impreso en las camisetas de dos diputados socialistas, Felipe Sicilia y Arnau Ramírez, que han posado sonrientes frente al lugar donde hoy se sentaban los diputados de Vox, ocupando el lugar que normalmente corresponde al PSOE.

"Sus ataques no nos debilitan, nos refuerzan", ha escrito Sicilia junto a la imagen, "más orgullosos que nunca de defender los derechos de todas y todos".

Por su parte, la cuenta de Twitter del Partido Socialista también ha compartido la imagen. "Vamos a defender la diversidad frente a los que quieren un país que retroceda 40 años en derechos y libertades", asegura el partido en su mensaje.

 

En este vídeo puedes ver cómo nació Gaysper y cómo el colectivo LGTBI ha hecho suyo este meme, dotándolo de un significado reivindicativo: