El coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha afirmado que su formación está abierta a "todas las posibilidades de acuerdo con el PSOE" siempre que se negocie con base a un programa, sin descartar que el pacto no incluya un gobierno de coalición como reclama Podemos.

Garzón ha expuesto esta posición dejando claro que en su partido no hablan "de futuribles" y están abiertos a "cualquier opción" de pacto con el PSOE. "No depende solo de nosotros. Vamos a ir con nuestro programa y a partir de ahí vamos a ver todas las opciones", ha indicado el máximo responsable de IU, que mantiene una posición distinta a la del líder de Podemos, Pablo Iglesias, quien se ha marcado como objetivo la entrada en un gobierno de coalición.

El líder de IU ha recordado que su objetivo político siempre fue llegar a un acuerdo con los socialistas, pero ha recordado que la máxima de su organización es "programa, programa y programa". "Cuando veamos las posibilidades será cuando tengamos que decidir sobre ellas", ha puntualizado Garzón, cuya organización convocará una consulta que avale el posible pacto.

No obstante, ha asegurado que la voluntad de Iglesias de ser ministro en un gobierno con Pedro Sánchez es "una pretensión legítima", cuya consecución dependerá de si la negociación es fructífera o no. En las negociaciones que el líder de Unidas Podemos acordó iniciar con el presidente en funciones tras las elecciones, habrá presencia de cargos de IU, ha dicho a preguntas de los periodistas.

En cualquier caso, ha avisado de que dos no acuerdan si uno no quiere y que, ahora que Ciudadanos ha cambiado su discurso y se abre a negociar, "el PSOE ya está haciéndole ojitos". "Lo dijimos en campaña y se puede cumplir: el PSOE en campaña es de izquierdas y cuando pasan las elecciones se anaranja", ha subrayado.

El líder de IU ha admitido que los resultados de las elecciones municipales, autonómicas y europeas del 26M fueron malos para la coalición Unidas Podemos, que, en su opinión, lleva ya meses cediendo espacio electoral al PSOE. IU analizará los resultados el próximo 8 de junio en su asamblea, aunque Garzón ha apuntado ya que la caída de votos se debe a un "desgaste acumulado" de Unidas Podemos que lleva a algunos votantes a regresar "al regazo del PSOE", sobre todo desde la moción de censura.

Pese a los resultados obtenidos en feudos como Zamora, donde el alcalde Francisco Guarido ha logrado mayoría absoluta, el líder de IU admite que la caída de su formación ha sido aún mayor en los territorios donde la formación se ha presentado con sus siglas, sin el paraguas de Unidas Podemos. "La estrategia de la unidad no es la panacea pero fuera de la unidad el escenario es mucho peor", ha subrayado Garzón, que ha dicho que "frente a los dogmas y los prejuicios de determinadas personas, la realidad se impone".

El coordinador federal de IU ha pedido hacer una "autocrítica sincera y honesta" que lleve a una reconfiguración del espacio político.