El ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha defendido la posibilidad de que la norma que establece un precio máximo para mascarillas y geles pueda ampliarse a otros sectores, como los productos semisanitarios.

En una comparecencia en la Comisión de Sanidad y Consumo del Gobierno, Garzón ha indicado que el Gobierno ya está vigilando esos productos para que no haya especulación en el mercado con sus precios. En caso que lo tuvieran, ha dicho, "se podrían ir sumando" a ese control de precios, aunque ha precisado que el competente es el Ministerio de Sanidad.

"El control de precios es una media que incorpora mecanismos institucionales, lo que significa, dicho en términos populares, que la norma es también un aviso a navegantes y eso hace que otros sectores tengan menos incentivos para aprovechar la especulación", ha remarcado.

Asimismo, el ministro ha defendido como "efectiva" la decisión de su departamento de establecer un precio máximo para las mascarillas quirúrgicas, un producto muy demandado durante la pandemia y que había alcanzado precios muy altos. También ha indicado que las críticas que han llegado desde la oposición son "pura propaganda".

Según ha indicado, el mercado saturado por la crisis sanitaria no tenía oferta suficiente para la demanda creciente que se estaba produciendo y eso provocó que muchos usuarios hicieran acopio de mascarillas y produjeran un desabastecimiento general y la inflación de los precios. Esta situación, ha indicado, "ha mermado los presupuestos familiares".