El coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha anunciado que su formación consultará a la militancia mediante un referéndum la posición que adoptará en la sesión de investidura.

Así lo ha anunciado Garzón en su intervención ante la Coordinadora Federal del partido, después de que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, anunciase su renuncia a formar parte de un hipotético gobierno de coalición con el PSOE, un gesto que ha ampliado las posibilidades para que la sesión de investidura acabe con la formación de un nuevo Ejecutivo liderado por Pedro Sánchez.

"Una decisión valiente, generosa e inteligente", escribía en su cuenta de Twitter el líder de IU con respecto a la decisión de Iglesias.

 

Garzón defiende así que la posición de su partido será propia e independiente a las posiciones que adopten el resto de sus aliados. "Será nuestra militancia la que decidiría en referéndum nuestra propia posición, con independencia de las posiciones que adopten el resto de los actores políticos de Unidas Podemos", ha señalado.

No obstante, Garzón sigue desconfiando de los socialistas, a quienes acusa de descartar medidas que estaban incluidas en el acuerdo presupuestario pactado con Unidas Podemos en la pasada legislatura y que considera 'imprescindibles' para la conformación de un gobierno de izquierdas.

Entre estas medidas, ha destacado el tipo mínimo para el Impuesto de Sociedades del 15%, la limitación de las exenciones de dividendos procedentes de filiales en el exterior, el control fiscal de las SICAV, el incremento del 1% en el Impuesto de Patrimonio de las fortunas de más de 10 millones de euros, la tributación de las socimis del 15% sobre los beneficios no distribuidos, la derogación de la reforma laboral de 2012 o la regulación de las subidas 'abusivas' de los precios de alquiler.