El comisario Enrique García Castaño, apodado como 'El Gordo', empieza a desvelar detalles de la 'operación Kitchen', supuestamente diseñada por Interior en 2013 para espiar a Luis Bárcenas y sustraerle información.

Según ha podido confirmar laSexta, ha dado un nombre, el de Francisco Martínez, número 2 del Ministerio de Interior durante el Gobierno de Rajoy. Es la primera vez que facilita información tan concreta.

Fuentes jurídicas aseguran que Castaño declaró ante el juez que él mismo le entregó a Martínez un pendrive con el volcado de los móviles de Barcenas. Se trataría de documentación comprometedora para el PP que estaba en manos del extesorero. La entrega se hizo, según ha contado, en dependencias del Ministerio del Interior.

Este material, anteriormente, se lo había entregado el chófer del ex tesorero del PP, Sergio Ríos, que según los investigadores cobró 2.000 euros al mes, hasta 40.000 en total, por hacer seguimientos al ex tesorero popular y recuperar documentos en su poder.

El chófer y dos agentes

La entrega, según García Castaño, se hizo en un Vips de Madrid y en presencia de dos agentes. En su declaración este martes ante el juez, 'El Gordo' aportó el nombre de estos dos agentes.

Fuentes jurídicas apuntan a laSexta que es muy probable que Francisco Martínez sea llamado a declarar como investigado.

Con todos estos indicios, la fuentes jurídicas consultadas por laSexta ven muy probable que Francisco Martínez sea llamado a declarar como investigado en esta causa. El propio ex secretario de Estado habría negado que García Castaño le entregara el pendrive, por lo que sostiene que la acusación es falsa, si bien ha preferido no dar más explicaciones sobre el asunto.