El sector ganadero ha mostrado su rechazo a la campaña de la carne de Alberto Garzón. Y es que el ministro de Consumo ha pedido que la población reduzca el consumo de cualquier tipo de carne "por la salud y por el planeta". Unas declaraciones que también han generado tensión en el Gobierno de coalición.

En una misiva abierta, varias organizaciones de empresas y trabajadores ganaderos han mostrado su "estupor" y han apuntado que "es preocupante que un ministro enarbole una serie de afirmaciones erróneas o desenfocadas a través de canales públicos". Creen que de esta manera crea "una confrontación con un sector que cumple un rol social y económico de primera magnitud".

Consideran, además, que "es irresponsable usar datos de manera interesada" y le recuerdan que este sector "genera en España más de 2,5 millones de empleos y casi 9.000 millones de euros de exportaciones a la balanza comercial" de nuestro país.

Respecto a los datos aportados por el titular de Consumo, que señala que la ganadería representa a nivel mundial ese 14,5 % de las emisiones de gases de efecto invernadero, destacan que "la producción de ganado y estiércol representan solo el 5,8% de las emisiones y la energía supone el 74%".

Asimismo, le piden que "recuerde" que en nuestro país la producción ganadera de carne "representa únicamente el 7,8% del total de emisiones de los gases de efecto invernadero", mientras que "el transporte supone un 27%; la industria, un 19,9%; la generación de electricidad, un 17,8%; y el consumo de combustibles, un 8,5%".

En cuanto al uso de antibióticos con los animales, en este comunicado recuerdan que en España está prohibido desde 2006, aunque a veces, "como ocurre en el caso de los humanos, es necesario tratar a los animales destinados a la producción de alimentos para curar alguna enfermedad bacteriana".

La campaña 'Menos carne, más vida' también ha generado polémica en el seno del Ejecutivo. El ministro de Agricultura, Luis Planas, ha destacado que "no tiene mucho sentido" y que "es tan errónea como la de que el azúcar mata". Así lo ha expresado en una entrevista en 'Cadena Ser Catalunya'.

El responsable de la cartera de Agricultura ha asegurado que desconocía la puesta en marcha de esta campaña y, aunque ha asegurado que no le gusta "entrar en polémicas y menos con un colega de Gobierno", cree que hay que "dar tranquilidad y decir las verdades en voz alta".