"Si la pregunta es si condenamos la violencia, sí, sin paliativos". Así de tajante se ha mostrado Gabriel Rufián en una entrevista en TVE en la que ha reiterado su condena a la violencia, a raíz de la detención de varios miembros de los CDR acusados de planear actos violentos.

El portavoz de ERC en el Congreso ha recalcado que "no hay idea ni en la vida ni en política que justifique la violencia, ni la autodeterminación de Cataluña ni la unidad de España". "Mucho respeto al espacio convergente, pero nosotros somos incompatibles con la violencia", ha señalado.

Asimismo, Rufián ha insistido en que el movimiento independentista en Cataluña es "inequívocamente pacífico" y seguirá siéndolo "más allá de algún incidente aislado".

En este sentido, ha señalado que la posición responsable es reclamar la comparecencia del ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, para que dé información sobre las detenciones.

"De momento, dice que no con silencio cómplice", ha reprochado, asegurando que Esquerra lo que no va a hacer es apuntarse a "un relato soez" que trata de vincular el independentismo con la violencia.

"Hay secreto de sumario, no nos apuntemos a relatos", ha insistido Rufián, que sostiene que "la única violencia real" que se vivió es la del 1 de octubre de 2017 -en referencia a las cargas policiales durante en referéndum de independencia- y "esas imágenes perseguirán a la democracia española".