El delegado del Frente Polisario en España, Abdulah Arabi, ha pedido al Gobierno que aclare si cuando habla de integridad territorial en su carta a Mohamed VI incluye el Sáhara Occidental en lo relativo a Marruecos. En rueda de prensa en Madrid, Arabi ha denunciado que algunos de los conceptos incluidos en la carta que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, envió al monarca alauí -que ha allanado la reanudación de la relación bilateral con la visita del primero a Rabat el jueves pasado- "son de suma peligrosidad".

Más concretamente, ha pedido al Gobierno que aclare si cuando habla de la integridad territorial de los dos países en el caso de Marruecos está incluyendo al Sáhara Occidental, lo cual, ha advertido, "es muy grave" e iría contra el Derecho Internacional. "El Derecho Internacional reconoce que se trata de dos países distintos y separados con sus fronteras internacionalmente reconocidas", ha aseverado, antes de avisar de que el Sáhara Occidental "no puede ser objeto de ningún acuerdo económico sin el consentimiento del pueblo saharaui".

El Polisario, que gobierna la autoproclamada República Arabe Saharaui Democrática (RASD), anunció el domingo que rompía relaciones con el Gobierno, aunque ha matizado que la ruptura estará vigente hasta que el Gobierno español "rectifique esta situación errónea". Su delegado ha aclarado este lunes que esto afecta a todo el Ejecutivo de coalición si bien "una parte ha dejado claro su posicionamiento" con respecto al Sáhara, en alusión a Unidas Podemos. Así, ha declarado que se encuentran "a la espera", puesto que aún no han mantenido "ningún contacto" con el Ejecutivo español, ante lo que ha precisado que están "abiertos y a su disposición".

La única forma para zanjar el problema es otorgar al pueblo saharaui un referéndum en el marco de la legalidad internacional"

Abdulah Arabi (Frente Polisario España)

A juicio del Polisario, el Gobierno de España ha tomado una decisión de manera "unilateral" y "rompe con el consenso" de los últimos 46 años, que ha defendido que se encuadra dentro de la búsqueda de una solución en el marco de la ONU y las resoluciones emitidas por el organismo. Arabi, que ha censurado que Marruecos "invade y agrede" al Sáhara Occidental, ha hecho hincapié en que España "se ha desmarcado" de la opción de la independencia, que es "necesaria y negociable". En este sentido, ha indicado que la cuestión del Sáhara Occidental es "un tema de descolonización inacabado" y "la única forma" para zanjarlo es "otorgar al pueblo saharaui un referéndum en el marco de la legalidad internacional".

"España da cuatro pasos para atrás"

Por ello, el Frente Polisario ha considerado que España, "lejos de ayudar, da cuatro pasos para atrás". "Se inclina hacia una de las partes, rompe el consenso en España, se desliga del Derecho Internacional y se autoexcluye de la posibilidad de jugar un papel en el marco de la ONU". Además, Arabi ha indicado que también "complica" el papel del enviado especial de la ONU para el Sáhara Occidental, Staffan de Mistura.

El delegado ha abundado en esta idea y ha afeado que la postura de Madrid "va más allá" de la de otros países, como Estados Unidos o Alemania, que, si bien reconocen la propuesta de Marruecos "como una posibilidad", no la tildan de "la más realista", como el Gobierno hizo en la carta al rey marroquí. "Mantienen la opción de la independencia, ahí está la diferencia", ha explicado. Asimismo, ha denunciado que "Marruecos intenta condicionar las buenas relaciones con España en detrimento de las legítimas aspiraciones del pueblo saharaui". Si bien para Arabi estas relaciones son "necesarias", ha precisado que el Frente Polisario "no aceptará" que la buena vecindad entre Madrid y Rabat esté condicionada por la situación del Sáhara Occidental.

Arabi ha defendido que la relación entre el Frente Polisario y España va más allá del Gobierno y es "más amplia", gracias al trabajo con organismos solidarios. En este sentido, ha aclarado que esta parte "seguirá funcionando con normalidad". "Es una cuestión que atañe al posicionamiento político del Gobierno de España", ha indicado. Así, ha matizado también que la ayuda que llega al Sáhara Occidental se canaliza a través de organizaciones sociales y en coordinación de organismos internacionales, como el Programa Mundial de Alimentos (PMA). Se trata de aportaciones de España hacia esos organismos internacionales, "no se hace bilateralmente".

Inicio de la hoja de ruta España-Marruecos

Mientras el Frente Polisario lanza estas advertencias a España, el Ministerio del Interior ha iniciado ya los preparativos para retomar este verano el Paso del Estrecho, que se suspendió hace dos años por el coronavirus y que se mantuvo cerrado por el conflicto diplomático entre nuestro país y Marruecos. Mañana se volverán a abrir las fronteras marítimas con Rabat, aunque será tan solo para pasajeros. A partir del lunes 18, los embarques también podrán ser con vehículos.