La presidenta del Govern balear, Francina Armengol, ha denunciado este viernes las amenazas que ha recibido a través de las redes sociales después de que Vox haya evitado condenar las recibidas por Pablo Iglesias, Fernando Grande-Marlaska y la directora de la Guardia Civil, María Gámez.

"Ayer amenazas de muerte, hoy la extrema derecha lo justifica y luego todos acabamos recibiendo amenazas de fascistas", ha lamentado Armengol en Twitter, donde advierte de que "el odio engendra violencia".

La política socialista ha compartido una captura de pantalla del comentario que ha escrito un usuario en su perfil de Instagram, donde el sujeto lamenta que no haya recibido un sobre con balas, como le ocurrió al líder de Unidas Podemos: "Qué pena que no te hayan enviado un sobre con balas", escribió esta persona.

"La gente que ha levantado los derechos de este país no merece que miremos hacia otro lado", ha agregado Armengol, que ha llamado a "defender la democracia de quienes la atacan".

 

También su vicepresident, Juan Pedro Yllanes, de la formación morada, ha manifestado a través de las redes sociales su solidaridad con Iglesias, Gámez y el ministro del Interior.

"Hay una parte de la sociedad con participación activa en nuestra política que no quieren que nuestra democracia avance, que les encantaría que tuviéramos una dictadura", ha aseverado, en un vídeo publicado en su perfil de Twitter.

"No podemos permitir que se justifique cualquier medida para combatir al rival político. No podemos permitir que cualquier persona sea amenazada, coaccionada, insultada incluso agredida por el simple hecho de ser un rival político", ha añadido.