La Asamblea Regional de Murcia ha confirmado lo que desde PSOE y Ciudadanos ya se temían. La moción de censura en la región no ha logrado los votos suficientes para salir adelante, al contar con 23 votos en contra, 21 a favor y una abstención. De este modo, el actual líder popular, Fernando López Miras, seguirá siendo el presidente de la autonomía.

Miras ha estado acompañado a lo largo de la mañana del secretario general del Partido Popular, Pablo Casado, que ha acudido junto con el portavoz del partido, Teodoro García Egea, a arropar al líder regional en esta moción que, como preveían los votos, estaba condenada a fracasar.

Así, el líder Popular, en una rueda de prensa junto al presidente regional, ha defendido la labor de Miras en los últimos meses: "Tiene todo el apoyo de la dirección y merecía seguir en este proyecto. Fernando es un presidente que estaba creando empleo, bajando impuestos, y fomentando el refuerzo en Sanidad", ha expresado mirando a su compañero.

Asimismo, Casado también ha lanzado un mensaje duro contra sus rivales tanto a nivel regional como nacional: "Lo que se intentó perpetrar en Murcia, esa conjura de Pedro Sánchez, Ciudadanos y Unidas Podemos, ha tenido una afectación en otras regiones, como Castilla y León y Madrid. Pero lo mismo que ha pasado hoy en Murcia, pasará en Madrid", sentencia el dirigente, que además ha hecho un llamamiento: "Pedimos que se retire la moción del ayuntamiento de Murcia. No todo vale en política".

Ciudadanos pide convocar elecciones

Por otra parte, Ana Martínez Vidal, candidata de Ciudadanos a suplir al actual dirigente, supo de la dificultad de los resultados de este jueves al recibir el 'no' definitivo de los tres representantes expulsados de Vox, a pesar de que estos en un principio abrieran la puerta a apoyar la moción.

La debacle comenzó a conformarse en el momento en el que otros tres diputados, en este caso de Ciudadanos, decidieron cambiar de bando y unirse al Gobierno del PP. Este fue el caso de Isabel Franco, Valle Miguélez y Francisco Álvarez, cuyo voto era fundamental para que la propuesta tuviera éxito.

Ante este resultado final, Martínez Vidal, que ya tenía asumido durante la sesión que Miras mantendría su posición, ha pedido al presidente que convoque elecciones "inmediatamente" si es "responsable", para que sean los murcianos "los que elijan".

Junto con eso, la política naranja ha dado las gracias a PSOE y Cs por permitirle presentar esta moción "constructiva" en la cree "firmemente", que se mostrado "más necesaria que nunca", indica la candidata.Asimismo, ha insistido en su mensaje de rechazo al PP: "El Partido Popular nunca ha pedido perdón por su corrupción en sus últimos 26 años ni por sus irregularidades en el proceso de vacunación", espeta.

"Por muchos tránsfugas que compren, nunca seremos iguales, de centro se es por convicción", según Martínez Vidal, quien cree que se ha "abierto la válvula que inundará de votos las próximas elecciones" y "las prácticas mafiosas pasarán factura", ha sentenciado.