El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, ha reclamado al Govern de la Generalitat una "condena contundente" de los actos violentos que han dañado la actividad económica durante las últimas semanas y ha advertido que, de no hacerlo, incurrirá en "una grave irresponsabilidad".

En su discurso de cierre en los XII Premios Ferrer Salat, el empresario se ha mostrado especialmente crítico con los cortes de carreteras y autopistas que grupos independentistas han llevado a cabo en protesta por la sentencia del 'procés', que se publicitaban con lemas como "independencia o barbarie".

"El derecho a reunirse y a manifestarse no ampara provocar la barbarie. Querer perjudicar la economía, como afirman los protagonistas de esta barbarie, necesita una respuesta rápida y eficiente de las autoridades", ha sentenciado Sánchez Llibre ante un auditorio en el que se encontraban, entre otros, el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonés, y tres ministras del Gobierno en funciones: Nadia Calviño, María Jesús Montero y Margarita Robles.

Por su parte, el president de la Generalitat, Quim Torra, tenía previsto inicialmente asistir al acto, pero finalmente no lo ha hecho debido a un conflicto de protocolo con el Gobierno central, según han aducido fuentes del Gobierno autonómico. Además de las ministras en funciones de Economía, Defensa y Hacienda, en la sala también se encontraban los consellers Àngels Chacón (Empresa), Damià Calvet (Territorio) y Chakir el Homrani (Trabajo).

Durante su intervención, el presidente de Foment ha pedido a las autoridades "una condena contundente para que no se repitan estos actos violentos y coacciones que perjudican nuestra economía, impiden el transporte de mercancías, la movilidad en nuestras ciudades y el dar y recibir la enseñanza universitaria", además de "dañar la imagen de Barcelona y de Cataluña".

A juicio de Sánchez Llibre, "no condenar la barbarie y no evitarla es una grave irresponsabilidad del Govern", que "tiene la obligación de garantizar los derechos de todos y cada uno de los ciudadanos. De los que quieren legítimamente manifestarse y de los que no".

El máximo responsable de Foment ha insistido en la necesidad de "la negociación, la transacción y el acuerdo" como únicas vías para encontrar una solución a la crisis en Cataluña. "Es la hora de tejer complicidades y de concertar, y no de recrearnos en la discrepancia y en la confrontación. Es la hora del diálogo y el entendimiento", ha dicho, al tiempo que ha reclamado nuevos presupuestos tanto en Cataluña como en España.

Esta entrega de premios ha sido la primera vez en que coinciden en un acto público representantes de la Generalitat y del Gobierno en funciones tras las elecciones generales del 10N y en plenas negociaciones para sacar adelante la investidura. En clave de política española, Sánchez Llibre ha saludado el acuerdo entre el PSOE y Podemos para formar un ejecutivo de coalición, aunque ha pedido que sea "moderado, estable y riguroso".