Los restos mortales de Francisco Franco han pasado la primera noche en el cementerio de Mingorrubio, donde fueron inhumados en la cripta del panteón familiar.

Un evento que fue recibido por grupos de fascistas entre vitoreos, símbolos y gestos de apoyo al dictador, como banderas franquistas o imágenes del mismo.

A lo largo de la mañana, varios simpatizantes franquistas se han acercado al panteón para llevar flores rojas y amarillas y rezar en honor a Franco. En las coronas, banderas con expresiones como "Arriba España".

Entre los visitantes ha podido verse tanto a personas mayores como a jóvenes, que se han parado frente al edificio.

Durante la inhumación, los Franco celebraron en la cripta del panteón una misa que acabó en un altercado con la Policía, llegando a forcejear con los agentes al grito de "que nos dejen salir".

Paradójicamente, uno de los familiares llegó a afirmar que "esto es una dictadura", asegurando que no les estaban permitiendo salir de la cripta y acusando a los policías de querer registrarles.

Si bien el Gobierno no permitió símbolos ni ceremonias religiosas en el Valle de los Caídos, sí lo hizo en El Pardo. Allí se celebró por la tarde una multitudinaria misa en honor al dictador a la que también acudieron miembros de la familia Franco, como Luis Alfonso de Borbón y Jaime Martínez-Bordiu.

En ella pudieron escucharse vivas a Franco, a España, el himno franquista 'Cara al Sol' e insultos contra el presidente del Gobierno en funciones Pedro Sánchez.