La Fiscalía Anticorrupción pide al juez del 'caso Villarejo' que Pablo Iglesias deje de tener la condición de perjudicado en la pieza en la que se investiga el robo del teléfono de su exasesora, Dina Bousselham, tras la segunda declaración de ella, según confirman fuentes jurídicas a laSexta.

Consideran que ya no puede tener esa consideración de perjudicado, pero no se plantean llamarle a declarar como testigo y mucho menos pedir que se eleve exposición razonada al Tribunal Supremo para que declare como investigado.

Iglesias compareció ante la Audiencia Nacional el 27 de marzo de 2019 en calidad de testigo por una presunta sustracción de datos personales de un móvil que acabaron publicados en varios medios de comunicación en 2016.

Alberto Pozas, ex responsable de Información Nacional del Departamento de Comunicación de Moncloa, reconoció que entregó al excomisario Villarejo el famoso 'pen drive' con información de Pablo Iglesias, tras lo cual quedó imputado.

Días antes, presentó su dimisión como número 2 de Comunicación en Moncloa. Pozas reconoció que, en su etapa como director de la revista 'Interviú', entregó el 'pen drive' con información personal del líder de Unidas Podemos al excomisario José Villarejo.