La Fiscalía del Tribunal Supremo solicitará al juez Pablo Llarena que reactive la entrega de los exconsellers Toni Comín, Clara Ponsatí y Lluís Puig, huidos de la Justicia y actualmente residiendo fuera de España, según ha podido saber laSexta.

En concreto, el Ministerio Fiscal pedirá la entrega de los exconsellers Comín y Ponsatí, que se encuentran en Bélgica y Escocia, respectivamente, por sedición y malversación. En el caso del exconseller de Cultura Lluís Puig, la Fiscalía pedirá a Bélgica su entrega por malversación y desobediencia.

Por otra parte, la Fiscalía ha pospuesto la petición de entrega de la secretaria general de ERC Marta Rovira, que reside en Suiza, a la espera de realizar un análisis más detallado de su situación.

En cambio, la Fiscalía descarta por el momento pedir la entrega de la exconsellera de Agricultura Meritxell Serret (en Bélgica) y de la dirigente de la CUP Anna Gabriel (Suiza), aunque continuará vigente la orden de detención nacional sobre ellas. Sí se pedirá la de Puig porque tiene una factura de 200.000 euros que justifica, a juicio de los fiscales, su imputación por malversación.

Si el magistrado Llarena las acepta, estas nuevas reclamaciones internacionales se sumarían a la euroorden de detención y entrega que ya pesa sobre el expresident de la Generalitat Carles Puigdemont, huido en Bélgica, por sedición y malversación. Dicha euroorden fue reactivada tras hacerse pública la sentencia del Supremo sobre el 1-O.

Esta misma semana, Puigdemont compareció ante el tribunal de Bruselas que deberá decidir si le entrega a España, que aplazó la vista hasta el 16 de diciembre.