El consejero de Medio Ambiente de Castilla y León, Juan Carlos Suárez Quiñones, se niega a dimitir a pesar de las exigencias de la oposición después de que asegurara que el ecologismo es la causa de los incendios que asolan la comunidad. En una entrevista para la Cadena Ser, afirmó que las "nuevas modas" de "ecologismo extremo" impiden la limpieza de los montes, lo que ayuda a que el fuego se propague.

Declaraciones que ha reforzado el consejero de la Presidencia de la Junta, Jesús Julio Carnero: "Es la mano del hombre la que lo está provocando, pero no necesariamente el cambio climático, sino la mano que intencionadamente chisca el monte", ha aseverado. El PP se suma así a Vox al hablar de "ecologismo extremo". De hecho, el vicepresidente de la Junta, García-Gallardo, ha reutilizado este término al determinar que "el ecologismo radical y las políticas verdes han convertido el campo en un polvorín".

Según eldiario.es, la Fiscalía va a investigar si hubo "responsabilidad civil" o "dejación de funciones" por parte de la administración autonómica tras una denuncia de CCOO por la precaria situación del operativo antiincendios en el momento de inciarse el fuego en Sierra Culebra, en Zamora, que acabó con la quema de 25.000 hectáreas. Además, investigará si hubo "responsabilidad patrimonial" por el cargo político.

Las declaraciones del 'popular' han provocado sendas críticas por parte de la oposición. El PSOE que pide la dimisión del consejero de Medio Ambiente, mientras Ciudadanos también pide que deje su cargo. A juicio de Igea "lo que tiene que hacer Quiñones es irse a su casa con urgencia". Por el momento, la Fiscalía va a investigarle por si hubiera cometido un delito en el incendio de Sierra Culebra.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, también ha respondido contundente a Carnero: "Sí, tiene mucho que ver el cambio climático con este tipo de tragedias". Entretanto, las críticas se suceden entre ecologistas. Paco Ramos, miembro de Ecologistas en Acción, también ha criticado estas polémicas declaraciones: "Está bastante feo echar los balones fuera y responsabilizar a otros que, entre otras cosas, no tienen ninguna responsabilidad de gestión administrativa".