La Fiscalía del Tribunal Supremo está investigando el acuerdo adoptado en la Conferencia Sectorial de Educación que permitía pasar de curso con asignaturas suspendidas en la ESO, Bachiller y Formación Profesional.

El Ministerio Fiscal ha abierto diligencias para investigar si se pudo cometer algún delito al relajar los criterios educativos a causa de la pandemia. Lo ha hecho tras recibir la denuncia de un particular.

Por el momento, se ha reclamado documentación al Ministerio de Educación, pero ahora mismo nadie tiene la condición de investigado ni se ha presentado querella ante la Sala Segunda. Se trata de diligencias abiertas por la Fiscalía.

El denunciante llevó los hechos a la Fiscalía al considerar que el acuerdo podría haberse adoptado por un órgano que no tenía competencias para ello, la citada conferencia sectorial de Educación. Y es que el Ministerio pidió a las comunidades autónomas que flexibilizaran "de forma excepcional" los criterios para pasar curso en todos los niveles.

Así se contempló después en la Orden del Ministerio de Educación, publicada el 24 de abril en el Boletín Oficial del Estado (BOE), con directrices para el fin de curso 2019-2020 y el inicio del 2020-2021. Se eliminan los límites de suspensos que establece la LOMCE para promocionar y para titular en cuarto de la ESO (dos máximo sin que sean a la vez matemáticas y lengua) o Bachillerato (cero).

La orden fue suscrita por la mayoría de comunidades, excepto Madrid, Andalucía, Murcia, Castilla-León y País Vasco. Se da la circunstancia de que el pasado 15 de octubre el Congreso respaldó también un real decreto del Ministerio de Educación con medidas similares sobre el paso de curso: "La decisión de titulación se adoptará garantizando la adquisición de los objetivos generales de la etapa, de manera que permitan al alumno o alumna continuar su itinerario académico y, en consecuencia, no quedará supeditada a la no existencia de materias sin superar para el acceso a ambas titulaciones".

Dicho real decreto-ley 31/2020, de 29 de septiembre, adopta medidas urgentes en educación no universitaria por la crisis del coronavirus y permite a las comunidades otra vez adaptar los criterios de evaluación, promoción y titulación en Primaria, Secundaria y Bachillerato. Si bien, Celaá ha sostenido en numerosas ocasiones que es "falso" que se pueda titular en Secundaria y Bachillerato con suspensos sino que será una decisión colegiada del centro.