La Fiscalía de Barcelona ha pedido que se procese por un delito de organización criminal a 30 de los imputados por los preparativos del 1-O, además de los de malversación, prevaricación, desobediencia, falsedad documental y revelación de secretos de los que ya están acusados.

El Ministerio Público ha presentado un escrito ante la titular del juzgado de instrucción número 13 de Barcelona en el que pide añadir ese delito a los 30 procesados por organizar el 1-O, entre ellos a la cúpula de la radio y la televisión públicas catalanas y a varios exaltos cargos del Govern de Carles Puigdemont.

Entre los imputados se encuentran la presidenta de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales, Nuria Llorach; el director de TV3, Vicent Sanchís y la interventora general de la Generalitat, Rosa Vidal.

Aseguran que hay suficientes indicios para atribuir a los imputados el delito de organización criminal: estructura jerárquica, reparto de funciones o vocación de estabilidad en el tiempo, castigado con hasta ocho años de cárcel. En el juicio del 'procés' que se celebra en el Tribunal Supremo solo la acusación popular de Vox había acusado los líderes independentistas de organización criminal.