Cuando se trata de gestionar una pandemia que ha tenido al país sumido en restricciones y limitaciones sanitarias durante un año, en pro de salvar vidas, ocurre que a veces se dan incongruencias. Una de ellas es la planteada a Fernando Simón, director del CCAES, en la rueda de prensa en la que analizaba la evolución del coronavirus. "¿Cómo explicaría a los españoles que los extranjeros sí pueden venir a sus segundas residencias en España y sí pueden venir de vacaciones pero los españoles no pueden ir a sus segundas residencias?".

Esta pregunta es la que se pueden estar haciendo muchos españoles en vísperas de una Semana Santa en la que, previsiblemente, la movilidad va a estar limitada y controlada, y no se permitirán los viajes entre comunidades autónomas. O así lo esperan al menos tanto Sanidad como la mayoría de las regiones, que anunciarán el próximo miércoles las medidas que se acuerden en el Consejo Interterritorial de Salud.

Para responder a la cuestión, en primer lugar, Fernando Simón ha remarcado que la llegada de personas de países extranjeros está "sujeta a una serie de restricciones importantes" y se está dando "a cuentagotas". "Creo que tenemos que huir de hacer comparaciones un poco fáciles", ha aseverado.

Para viajar a España desde algunos lugares es imprescindible garantizar una prueba negativa de coronavirus, en otros casos es necesario guardar cuarentena y, en el más estricto de los casos, incluso hay países desde los que está prohibida la llegada a nuestro país, salvo para situaciones muy particulares. "No cualquier extranjero puede venir a España", ha aclarado el también portavoz de Sanidad.

Por otro lado, el epidemiólogo ha reconocido que es cierto que los "extranjeros con residencia en España pueden venir, igual que un español que trabaja en el extranjero puede venir si tiene aquí su residencia", algo que considera ciertamente una "incongruencia difícil de explicar". "Es cierto que se dan incongruencias en algunos casos, como que un extranjero puede venir y un español no puede desplazarse a otro lugar donde tienen segunda residencia". "No es fácil de explicar", ha afirmado.

En este sentido, ha remarcado que en lo referido al turismo o a los viajes desde el extranjero se juntan "diversos criterios e intereses que tenemos que conjugar de la mejor manera posible, siempre garantizando la mayor seguridad".

Para concluir, Simón ha querido ejemplificar que no es lo mismo "el que venga un inglés o que salgan de una misma ciudad española 20.000 españoles a otro sitio. No es de la misma envergadura", ha aclarado.