El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha comparecido este jueves para valorar los datos la situación epidemiológica, una rueda de prensa en la que se ha mostrado visiblemente molesto al ser preguntado por sus vacaciones en Portugal, durante las cuales se le fotografió haciendo surf en la playa de Carrapataira, en el Algarve.

Simón ha afeado la pregunta y ha evitado entrar en la polémica alegando que entra dentro de su vida personal al tiempo que ha considerado "de mal gusto" que se le cuestione sobre este tema durante una comparecencia pública para explicar "aspectos técnicos" sobre la situación del coronavirus en España.

El director del CCAES también ha sido cuestionado por otra polémica, la generada cuando aseguró que el hecho de que los ciudadanos de Bélgica y Reino Unido no viajen a España supone un riesgo que nos quitan y que ha motivado críticas por parte de los partidos de la oposición y por el sector turístico.

Disculpas al sector turístico

Simón ha pedido disculpas al sector turístico si se ha sentido ofendido por sus palabras pero ha defendido que los "riesgos" que entraña tiene que ser valorados de "forma adecuada".

"No es que tengamos que evitar que vengan turistas pero eso no quiere decir que tengamos los riesgos que van asociados, igual que otros deben valorar los riesgos que puedan estar asociados a los turistas españoles", ha argumentado Simón.

"Si se siente ofendido, pues lo siento mucho y pido disculpas", ha reiterado Simón, que ha recordado que es "obvio" el peso que el sector turístico tiene en la economía española, tal y como él mismo ha defendido en distintas declaraciones públicas, ha recordado.

En cualquier caso, ha eludido entrar a valorar las peticiones de dimisión reclamadas por ejemplo por la Mesa del Turismo al señalar que, como servidor público, su cambio de puesto "depende" de sus superiores.