El rey y el presidente del Gobierno ya han llegado a la Estación de Francia para participar en el primero de los actos que tienen programados en su visita a Barcelona. Lo han hecho en medio de protestas de grupos independentistas, que los han recibido al grito de "Cataluña no tiene rey".

La visita del rey con el jefe del Ejecutivo pretende transmitir normalidad después de la polémica que generó la ausencia de Felipe VI en el acto con los jueces en Barcelona hace dos semanas y de las críticas que los ministros de Unidas Podemos vertieron contra él al acusarle de maniobrar contra el Gobierno.

El jefe del Estado ha llegado hacia las 10.30 horas a la estación, situada en el centro de la ciudad, entre fuertes medidas de seguridad, debido a las acciones promovidas en los alrededores por las asociaciones independentistas ANC y Òmnium Cultural.

Esta visita llega tras la polémica ausencia del rey Felipe VI en la entrega de despachos a los nuevos jueces

La protesta, secundada por JxCat, ERC y CUP, consiste en una cadena humana desde la Estación de Francia hasta el monumento de Colón para hacer ver a Felipe VI que "no es bienvenido y que Cataluña no tiene rey".

Las iniciativas contra el jefe del Estado comenzaron este jueves por la tarde cuando unas decenas de independentistas quemaron fotos con su imagen en diferentes municipios de Cataluña.

Los Mossos d'Esquadra, la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Guardia Urbana han desplegado un amplio cordón de seguridad para blindar la zona e impedir que los manifestantes pudieran aproximarse a la estación, donde se ha interrumpido el servicio de trenes.

Por su parte, Pedro Sánchez ha esperado al rey en el exterior de la estación, despejada de gente para evitar incidentes, y ha intercambiado unas palabras con él antes de acceder al edificio. En el vestíbulo le han recibido Teresa Cunillera, delegada del Gobierno en Cataluña; Pere Navarro, delegado especial del Consorcio de la Zona Franca de Barcelona (CZFB), la entidad pública que organiza el acto; y el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, el socialista Jaume Collboni.

Al acto no han acudido ni el president sustituto de la Generalitat ni miembros del Govern ni Ada Colau

Sin embargo, no estaban presentes ni el presidente sustituto de la Generalitat, Pere Aragonés, ni ningún otro miembro del Govern. Estos decidieron no participar en el acto tras reprochar al rey que está al frente de una "monarquía corrupta" y que debe pedir disculpas por su discurso del 3 de octubre de 2017 tras el referéndum ilegal.

Al plante se ha sumado Ada Colau, quien ha justificado su ausencia en que Felipe VI debe dar explicaciones sobre la fortuna de su padre, Juan Carlos I, y su marcha a Emiratos Árabes Unidos.

Acuden a una entrega de premios empresariales

El monarca y el presidente del Gobierno han acudido a Barcelona para entregar los premios de la Barcelona New Economy Week, un evento que tiene como objetivo reactivar la economía de la capital catalana ante la pandemia. Al acto asisten el presidente de la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet; el de la patronal Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, y otros empresarios.

En torno al mediodía, Felipe VI y Pedro Sánchez se van a desplazar al polígono de la Zona Franca para conocer la incubadora de empresas ubicada en las instalaciones de la Zona Franca.

El presidente del Gobierno ha viajado a Barcelona antes de que se reúna el Consejo de Ministros Extraordinario, donde el Ejecutivo va a estudiar si decreta el estado de alarma en la Comunidad de Madrid para frenar la propagación del coronavirus.