El rey Felipe VI y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, viajarán este viernes a Barcelona para participar en la entrega de premios de la la Barcelona New Economic Week, tras la polémica ausencia del monarca en la entrega de despachos a los jueces en la capital catalana.

Según ha informado Moncloa, será el propio Felipe VI quien presida el acto, un evento centrado en sectores como la industria digital, el comercio digital o la logística.

Este viaje del jefe del Estado que se produce dos semanas después de la controversia generada porque no asistió al acto de entrega de despachos, una ausencia que fue objeto de críticas por parte de las asociaciones de jueces.

El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, admitió que el monarca no asistió al acto por la cercanía del aniversario del 1-O y de la sentencia del Supremo sobre la inhabilitación de Quim Torra, argumentando que el Ejecutivo buscaba "velar por la convivencia" en Cataluña.

El presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, expresó su "enorme pesar" por esta decisión y el propio Felipe VI le llamó para trasladarle que le hubiera gustado estar con los nuevos jueces en Barcelona.

Desde el Ejecutivo, la ministra de Defensa, Margarita Robles, ha criticado este lunes en Al Rojo Vivo que Lesmes hiciera pública esa llamada, aseverando que con ello su objetivo era "poner en la picota o enfrentar a la Monarquía con este Gobierno".

Plantón del independentismo

Por su parte, el president interino de la Generalitat, Pere Aragonès, no asistirá al acto que presidirá el monarca este viernes en la Ciudad Condal.

Desde Esquerra Republicana han dejado claro que el monarca "no es bienvenido" en Barcelona, según ha expresado la portavoz de la formación independentista, Marta Vilalta, que ha aseverado que "lo primero que tendría que hacer es pedir perdón" por su posicionamiento tras el referéndum del 1-O.

Desde Unidas Podemos, Pablo Echenique ha señalado que la convivencia entre Cataluña y la Monarquía quedó muy tocada precisamente tras el discurso del monarca en octubre de 2017. "Hay un sentimiento republicano muy arraigado en la sociedad catalana", ha señalado a este respecto en ARV.

Por su parte, el socialista Emiliano García-Page ha criticado este lunes la postura de la formación morada con respecto a la Casa Real, asegurando que Podemos necesita criticarla porque "tiene que hacerse presente con retóricas sencillas".

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, tampoco acudirá a los actos "hasta que la casa real no dé las explicaciones que debe a la ciudadanía" sobre "hechos graves" y "malas practicas" que afectan a la monarquía, en referencia a la fortuna del Juan Carlos I y la marcha del rey emérito de España.

"El rey emérito se encuentra fugado en una dictadura. Esto en democracia no es normal y por ello creo que lo más adecuado es que yo no participe en esos actos protocolarios con el rey", ha explicado la alcaldesa en declaraciones a un grupo de medios.

Campos, sobre este viaje: "Ya no es el 1-O"

Preguntado este lunes por esa próxima visita a Barcelona, el ministro Campos ha asegurado que "se instala en la normalidad" y ha recalcado que el contexto ahora es diferente al que rodeó al acto de los jueces: "Ya no es el 1-O, la sentencia [contra Torra] se ha dictado", ha apostillado en 'Onda Cero'.

Sobre quién decidió que el monarca no acudiera al acto en septiembre, el ministro ha señalado que fue el Ejecutivo "en coordinación con la Casa Real". "Es el Gobierno el que refrenda cualquier movimiento del rey, por tanto claro que [la decisión] es del Gobierno", ha puntualizado.

El ministro asimismo ha descartado que el viaje del rey a Barcelona pueda interpretarse como una provocación. "Quien quiera hacer esa interpretación torticera se equivoca", ha aseverado, insistiendo en que en la anterior ocasión "solo se entendió que era un momento en que había que evitar una posible crispación social".

No obstante, desde la oposición sostienen que Sánchez vetó al rey para contentar a los independentistas. "¿Va a ser Pedro Sánchez el que haga la agenda de todas las instituciones del Estado?", ha reprochado este lunes el número dos del PP, Teodoro García Egea.