El portavoz del PP, Martínez-Almeida, ha acusado a Pedro Sánchez de "cobardía" porque, ha dicho, no ha tenido la "valentía" de dar los nombres de los presidentes autonómicos del PP favorables a la armonización fiscal.

El presidente del Ejecutivo dijo este miércoles, en respuesta a las protestas de Díaz Ayuso, que "otros presidentes del PP también dicen que tenemos un problema de armonización fiscal".

Horas después de esta afirmación, el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, se ha desmarcado de la Comunidad de Madrid y de su compañera de filas, la presidenta Isabel Díaz Ayuso, y ha valorado este jueves la idea del Gobierno de "armonizar" impuestos como el de patrimonio en todas las comunidades, estableciendo tipos mínimos y máximos: "La armonización no es mala y no es mala a la baja", ha asegurado.

En una entrevista en la Cadena Ser, Feijóo ha insistido en que "la armonización no solo es subir impuestos, es buscar cuáles son los tributos y posibilidades de establecer horquillas de máximos y mínimos".

El presidente gallego ha entrado así en el debate originado tras el acuerdo entre ERC y el Gobierno para revisar la tributación autonómica y, en concreto, lo relativo al impuesto de patrimonio. En concreto, a la gestión que hace la Comunidad de Madrid del mismo, que exime de su pago, lo que a juicio de Rufián es "dumping fiscal".

Sin embargo, para Feijóo no era necesario un acuerdo con una fuerza nacionalista, aunque esté en un Gobierno autonómico. "El Gobierno de España no tiene que sentarse con nadie para modificar el impuesto de patrimonio, es estatal", ha dicho. "Que Hacienda se aclare y lo valoraremos".

Feijóo se muestra así favorable al establecimiento de tipos mínimos del tributo a quienes más bienes tienen, una postura radicalmente distinta a la de su compañera de filas, Díaz Ayuso. De hecho, el acuerdo presentado por el portavoz de ERC en el Parlamento contempla específicamente acabar con el "paraíso fiscal" y el "dumping fiscal" que practica Madrid.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, respondió este miércoles a las críticas de Ayuso, que le advirtió que se convertiría en la "peor pesadilla" de quien toque el bolsillo de los madrileños, y afirmó que otros presidentes del PP "también dirán que tenemos un problema que resolver de armonización fiscal".

Ayuso, sin embargo, dijo por la noche que eso es mentira: "Lo que ha dicho esta tarde el presidente del Gobierno acerca de mi posible enfrentamiento con otros presidentes autonómicos del PP, de mi propio partido, es simplemente falso, no se puede hacer de la mentira una forma de hacer política constante".

En su opinión, si Pedro Sánchez "quiere subir los impuestos que lo diga, que no se escude ni en mis compañeros de partido ni en otros presidentes autonómicos, ni mucho menos en los independentistas, porque al menos ellos van de frente".

 

Almeida acusa a Sánchez de cobardía

El portavoz nacional del PP y alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha acusado a Sánchez de "cobardía" por sus afirmaciones de que hay presidentes del PP favorables a la armonización fiscal.

"Cuando un presidente hace una afirmación tan gruesa hablando de otro partido político, lo que se le puede exigir al presidente del Gobierno es que tenga la valentía de decir los nombres, no que se quede detrás de una afirmación genérica que extiende una sombra de sospechas", ha dicho en rueda de prensa.

"Ya sabemos que Pedro Sánchez es muy valiente con los que somos leales a España y muy cobardes con los que quieren romper España. Pero cuando se hace una afirmación tan gruesa, yo creo que un mínimo de dignidad por parte del presidente del Gobierno. Yo sí le digo que Fernández Vara, Page y Lambán están hartos de los pactos de Pedro Sánchez con los independentistas y con Bildu", ha insistido el alcalde de Madrid.

Andalucía en contra

La postura en otras comunidades lideradas por el PP no es homogénea: Andalucía, por ejemplo, ha mostrado su rechazo frontal a la armonización fiscal que plantea el Gobierno ya que "rompe" la autonomía financiera de las Comunidades Autónomas.

El consejero de Hacienda y Financiación Europea, Juan Bravo, ha considerado "sorprendente" que sea ERC, un partido independentista, el que diga al Gobierno central "que quite competencias a las comunidades" para dárselas al Estado y que eso además lo pueda apoyar el PNV, porque se supone que esa armonización también supondrá la "eliminación de regímenes forales".

"Imponer una subida de impuestos como solución a su gasto público descontrolado, es solución bastante mala", ha dicho el responsable de las finanzas andaluzas. El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha pedido urgentemente este jueves al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que rectifique en cuanto a la armonización fiscal y los "maltratos" que recibe la comunidad andaluza por parte del Ejecutivo en este sentido.

Ha advertido de que al Ejecutivo autonómico se le "agota la paciencia". Al respecto, sobre la negociación del Gobierno central para aprobar los presupuestos con ERC con la condición de impedir que las comunidades autónomas puedan bajar impuestos, Moreno ha calificado la situación como "un disparate colosal que un partido político, además independentista y de manera unilateral, quiera condicionar al resto de comunidades autónomas la autonomía fiscal".

El Gobierno insiste en realizar ajustes

Carmen Calvo, la vicepresidenta del Gobierno, se ha pronunciado diciendo que "la complejidad de España es seguir manteniendo un solo estado y políticas constitucionales que nos ayudan a un equilibrio de diversidad e igualdad". "Las Comunidades Autónomas han desarrollado impuestos transferidos, otros propios, y cuando pasa el tiempo se produce esta situación en la que algunos creen que tienen mucha presión y otros menos".

Ha insistido en que hay que ajustarlo: "No se trata de señalar a nadie si no de afrontar algo importante y solidario".