El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció el pasado 28 de abril las cuatro fases en las que se estructuraría la desescalada en nuestro país. Cada una de esas fases, previstas de alrededor de dos semanas, harían que España recupere la nueva normalidad a partir del mes de julio, si se consigue controlar la pandemia.

La fase 3 o avanzada será la última de cara a la recuperación de esa nueva normalidad y servirá para "flexibilizar la movilidad general", aunque se prevé que el uso de las mascarillas en el transporte y lugares públicos seguirá siendo de uso obligatorio.

Se prevé que la mayoría de provincias se encuentren en esta fase en torno a mediados de junio, aunque dependerá de la evolución de la pandemia en sus territorios.

¿Puedo ir a la playa en la fase 3?

· En esta última fase se permitirá el turismo activo y de naturaleza, además se abrirán las playas en condiciones de seguridad y distanciamiento.

· Se suavizarán las restricciones de aforo y ocupación en el ámbito de la restauración, pero se mantendrán medidas estrictas de separación entre la clientela.

· En las terrazas, en un principio se esperaba que se limitaran al 50% de las mesas permitidas, algo que ya se permite en la fase 1 del plan de desescalada. Si el ayuntamiento lo permite, se podría ampliar el número de mesas respetando, en principio, la proporción mesas/superficie del 50%.

· Se abrirán las discotecas y bares nocturnos con aforo máximo de un tercio.

· En el ámbito comercial, el aforo estará limitado hasta el 50%, mientras que la distancia entre los asistentes deberá ser de dos metros. Además, se levanta la prohibición de utilización de las zonas comunes y zonas recreativas de los centros comerciales.

· Los mercados al aire libre y mercadillos podrán incrementar su actividad hasta alcanzar el 50% de los puestos o un aumento de superficie que permita distancia similar entre puestos, a criterio de los ayuntamientos que deben garantizar la distancia de seguridad de 2 metros entre las personas.

· En el ámbito laboral, se prevén protocolos de reincorporación presencial a las empresas para la actividad laboral (uso de EPIs y/u otras medidas de seguridad), con horario escalonado y garantías de conciliación.

· En el personal, habrá un establecimiento de medidas para la protección específica de grupos vulnerables puntuales en el desarrollo de las medidas de alivio. Además, habrá contacto social para personas no vulnerables ni con patologías previas.

Las actividades culturales podrán celebrarse a un 50% de su aforo y se permitirá el turismo activo

· Se aumentará el aforo en los velatorios y las bodas con protocolos de distancia física y seguridad.

· En el sector cultural, las actividades con 1/3 de aforo en fase 2 podrán pasar al 50% de aforo en esta fase. Salas de artes escénicas y musicales abren con una limitación de aforo de 1/3; y actos y espectáculos culturales de menos de 80 personas en lugares cerrados (1/3 de aforo).

· Espectáculos y actividades deportivas en espacios cerrados, solo en deportes en los que no exista contacto o el riesgo de contagio sea moderado, con público limitado a una persona por cada 20 m2. En partidos o espacios al aire libre, un máximo de un tercio del aforo, garantizando siempre la separación de seguridad entre los espectadores. No se podrán utilizar los vestuarios.

· Se permitirán actos y espectáculos culturales, parques temáticos y de ocio al aire libre de menos de 800 personas (siempre y cuando sea sentado y manteniendo la distancia necesaria).

· También se volverán a abrir las plazas, recintos e instalaciones taurinas con una limitación de aforo que garantice una persona por cada 9m2.

· Todos los servicios de transporte público estarán al 100% y en la media y larga distancia hay un posible incremento de la ocupación de los vehículos (autobuses y trenes).

En el BOE publicado el sábado 23 de mayo, el Gobierno especifica que, una vez superada esta fase, se eliminarán todas las limitaciones impuestas, volviendo a la normalidad que había en nuestro país antes de que llegase el coronavirus.

Esto quiere decir que no habrá ninguna limitación en lo que a movilidad se refiere ni tampoco limitación en las actividades que uno pueda realizar en su vida diaria. Lo que sí cabe esperar son recomendaciones sanitarias para evitar posibles nuevos contagios, como comentaba la vicepresidenta cuarta Teresa Ribera en una entrevista.