Familiares de personas mayores en residencias, agrupados en la 'Marea de Residencias', han presentan una querella criminal colectiva contra la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz-Escudero, y 10 directores de residencias privadas, concertadas, de gestión indirecta y públicas.

La querella se ha presentado después de recabar durante semanas el testimonio de decenas de familiares y trabajadores y trabajadoras de los centros.

Se les atribuyen los delitos de homicidio imprudente, trato vejatorio, prevaricación y denegación de auxilio.

 

Destacan que los fallecidos por coronavirus en las residencias madrileñas, 5.846 según los últimos datos remitidos por la Comunidad de Madrid al Ministerio de Sanidad, suponen la mitad de las muertes ocurridas en este tipo de centros en todo el país.

Respecto a la responsabilidad penal de la presidenta de la Comunidad de Madrid, la querella sostiene que: "La crisis provocada por el COVID-19, que ha terminado convirtiéndose en una pandemia que tuvo sus primeras manifestaciones a mediados de febrero de 2020, no fue abordada por la Comunidad de Madrid, que tiene plenas competencias en Sanidad y en el control de las residencias".

Por su parte, en una entrevista en Onda Cero, la presidenta de la Comunidad de Madrid ha señalado que van a reforzar las residencias y ha apuntado que lo sucedido "ha sido tremendo".

"Sabiendo que el virus se va a quedar mucho tiempo, hemos reestructurado la Consejería de Sanidad. Cuando supimos que estaba el virus, ya había entrado como una exhalación. Ha sido durísimo, no solo en las residencias, sino en cada esquina", ha añadido Díaz Ayuso en su intervención.