La familia de Denise Pikka Thiem, la peregrina estadounidense que fue asesinada en 2015 cuando hacía el Camino de Santiago, ha querido agradecer a España el trato que recibió durante la investigación del crimen y el trabajo de la Policía, que logró detener al asesino.

Por ello, y ante la grave crisis sanitaria que vive el país a causa de la epidemia de coronavirus, los familiares han donado 1.100 mascarillas. La iniciativa parte de una prima de la víctima, residente en Hong Kong, que tras conocer que la pandemia del COVID-19 se estaba expandiendo decidió ayudar de la única manera que creía posible.

Primero, se puso en contacto con una de las personas que Denise había conocido en el Camino de Santiago y que le inspiró más confianza porque hacía la ruta peregrina con niños. Después, ha conseguido hacerse con una gran cantidad de mascarillas, muchas de ellas FFP2 y otras quirúrgicas, y las ha enviado a España.

El viaje de este material tan necesario no ha resultado del todo sencillo dadas las circustancias. La donante ha tenido que pagar los impuestos aduaneros y realizar varios envíos, que finalmente han podido ser recogidos en el aeropuerto madrileño y entregados a Protección Civil para el reparto que las autoridades estimen conveniente.

Con este gesto, la prima de Denise quería agradecer cómo en España "se volcaron" con ellos a pesar de la tragedia y cómo la Policía también "se volcó" para resolver el crimen.

La historia de Denise Thiem

Denise Pikka Thiem tenía 41 años cuando fue asesinada. Había viajado a España en marzo de 2015 para realizar el Camino de Santiago impresionada por la película 'The way' sobre la Ruta Jacobea que dirigieron sus compatriotas Martin Sheen y Emilio Estévez.

El 5 de abril de 2015, Denise se desvió de la Ruta Jacobea y fue a parar, en León, a las inmediaciones de la vivienda de Miguel Ángel Muñoz Blas, de 41 años. Su agresor la abordó, la golpeó con un palo hasta la muerte y le cortó las manos para borrar huellas antes de enterrar el cuerpo.

Muñoz Blas fue condenado a 23 años de cárcel por este asesinato.