Las Fallas de Valencia y cualquier otra fiesta tradicional o popular de la Comunitat Valenciana podrán celebrarse a partir del próximo 1 de septiembre. Así se lo ha comunicado este lunes la consellera de Sanidad, Ana Barceló, a los representantes del mundo de las Fallas.

Según ha indicado, el 1 de septiembre "es el punto de partida para cualquier tipo de celebración popular o tradicional, aunque la fecha exacta la ha de decidir cada colectivo".

Además, la consellera se ha mostrado favorable a estudiar la posibilidad de que los falleros celebren actos como la ofrenda de flores a la Virgen de los Desamparados, que el colectivo considera "prácticamente imprescindible".

Los actos que se autorizarán deberán cumplir las medidas que en ese momento estén vigentes, aunque la consellera ha advertido de que, en general, se deberá "evitar las aglomeraciones de todo tipo, tanto del personal de dentro de la fiesta, como de la gente que acude a los actos".

El Gobierno valenciano cree que fijar el mes de septiembre para estas celebraciones "garantiza un margen de tiempo importante y más posibilidades de controlar la pandemia", ya que hasta entonces se podrá aumentar la vacunación contra el coronavirus "y llegar mucho más protegidos".

Barceló se ha pronunciado así tras reunirse con representantes del mundo de las Fallas -que el año pasado se suspendieron por la pandemia-, como la Junta Central Fallera, la Interagrupación de Fallas de València, la Federación de Fallas de Primera A, la Federación de Fallas de Especial y la Federación de Fallas de Burriana, a quienes ha comunicado su decisión.