Las explicaciones de Paz Esteban, directora del CNI, en la Comisión de secretos oficiales no convencen ni al PNV ni a ERC. Tras casi cuatro horas de comparecencia, el portavoz de PNV, Aitor Esteban, se ha limitado a decir que "queda mucha tela por cortar" y no ha querido revelar nada de lo ocurrido dentro de la sala. Por su parte, el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, ha confesado que "salgo tan intranquilo como demócrata como entré".

Según ha podido saber laSexta, la máxima responsable del CNI ha admitido haber espiado a 18 independentistas con autorización judicial. laSexta puede confirma que en dicha lista se encontraba Aragonès y el entorno del expresident Puigdemont en Waterloo. La directora del CNI ha atribuido el resto de espionajes a otras naciones u organismos con capacidad para ello. Paz Esteban también les ha enseñado a los grupos presentes el expediente judicial con los nombres espiados. Además, y como parte de sus explicaciones, ha pedido "confianza" en el CNI.

Un voto de confianza que, a la salida de la comisión, ha pedido el portavoz socialista, Héctor Gómez, en declaraciones a los medios. Gómez ha destacado el "ejercicio de transparencia" realizado con esta comparecencia y ha descartado que se esté en una "fases de ceses".

Sin embargo, y en la misma línea que Rufián y Aitor Esteban, desde EH Bildu también han señalado que "persisten muchas incógnitas" y "cosas por aclarar". Mertxe Aizpurua, portavoz de Bildu, ha defendido a la salida de la comparecencia a puerta cerrada de la directora del CNI que "la comisión de investigación es necesaria" y ha insistido en lo "insuficiente" de las explicaciones ofrecidas por Paz Esteban.

"Se confirma el escándalo"

Fuentes presentes en la comisión consideran que la información que se ha conocido hoy debe desclasificarse. Así, apuntan a laSexta, que "todo el mundo debería conocer" una información que definen como "muy grave". "Se confirma el escándalo", han añadido estas mismas fuentes. No obstante, según ha podido saber laSexta, ningún portavoz ha pedido la dimisión de Esteban, que se ha mostrado partidaria a acudir de nuevo a la comisión.

Además, las mismas fuentes presentes en la comparecencia explican que durante su intervención han visto "normal" (ni nerviosa ni tranquila) a la directora del CNI.

Por su parte, el juez de la Audiencia Nacional José Luis Calama ha decretado el secreto por un mes de la causa abierta por la infección de los dispositivos móviles del presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, y de la ministra de Defensa, Margarita Robles, y les ha ofrecido personarse en la causa como perjudicados, tal y como había solicitado el Ministerio Fiscal en su informe presentado en el juzgado.

Explicaciones "más que suficientes" para el PP

Desde la oposición, Cuca Gamarra, portavoz del PP, sí ha puesto en valor la comparecencia de la directora del CNI. Alega así que, dado lo dicho por Paz Esteban, se demuestra que el CNI "ha actuado conforme a la legalidad vigente y con el respaldo judicial". No obstante, y tras calificar las explicaciones de Esteban como "más que suficientes", ha insistido en que ahora es el presidente del Gobierno el que debe pronunciarse.