El prior de la abadía del Valle de los Caídos, Santiago Cantera, ha realizado un acto de desagravio -es decir, de purificación- ante lo que considera un uso ajeno de la Basílica de Cuelgamuros durante la primera misa celebrada allí desde la exhumación de los restos de Francisco Franco, que puedes escuchar en los audios a los que ha accedido en exclusiva laSexta.

En esa misa, a la que han asistido casi un centenar de personas coincidiendo con la reapertura del Valle y la reanudación de las visitas, el prior ha pedido que se alejen del templo "las insidias del enemigo de este lugar sagrado" y ha rogado a dios por que "permanezca inviolable".

"Oh, Dios, que con tu presencia providente haces valer tu poder especialmente en los lugares donde se venera tu Santo Nombre. Escucha benigno y concédenos el adelanto que permanezca inviolable tu bendición en este lugar y merezcan ser escuchadas las oraciones de tus fieles", ha rezado.

Cantera, que fue candidato de la Falange, se opuso desde un primer momento a la exhumación e incluso denunció a la Guardia Civil por entrar "sin permiso" en la basílica e "impedir el acceso a los monjes".

Flores en la antigua tumba de Franco

El mausoleo ha reabierto hoy con la antigua tumba de Franco cubierta de losetas negras y ante una gran expectación mediática. Allí, en el lugar donde hasta hace unos días estaba enterrado el dictador, algunos asistentes a la misa han depositado flores, al igual que en la tumba de José Antonio Primo de Rivera.

Aunque finalmente se han vendido menos entradas de las esperadas, turistas y curiosos también se han acercado al mausoleo en el día de su reapertura.