Eza Bozena Kopacz, una de las vicepresidentas del Parlamento Europeo, ha trasladado al pleno que el Tribunal Supremo español ha pedido a la institución comunitaria el levantamiento de la inmunidad de Carles Puigdemont y Toni Comín, dando así inicio a un proceso que se prolongará durante meses.

El siguiente paso es que el asunto llegue a la comisión de Asuntos Jurídicos, que se reúne este jueves pero que no podrá tratar el suplicatorio contra el expresident y el exconseller de Salut de la Generalitat de Cataluña. Las próximas reuniones de esta comisión serán los días 27 y 28 de enero.

Lo primero que hará la comisión de Asuntos Jurídicos de la Eurocámara será nombrar al ponente que elaborará el informe que será sometido a votación, tanto en la comisión como después en el pleno. Dicho ponente no podrá ser un eurodiputado español.

Toni Comín aseguró en una entrevista que seguirán "siendo eurodiputados"

El caso se tratará a puerta cerrada, con posibilidad de que el afectado comparezca en una audiencia a la que puede acudir acompañado por un abogado que le asesore o puede designar a otro eurodiputado para representarle.

Este mismo miércoles, 15 de enero, el propio Toni Comín señaló en una entrevista en Más Vale Tarde que este proceso no influirá en su condición de eurodiputados. "Una cosa es mantener la inmunidad y otra, seguir siendo eurodiputados. Si se concede el suplicatorio, seguiremos siendo eurodiputados", destacó.

Así mismo, el exconseller lanzó una crítica contra el Alto Tribunal. "El suplicatorio del Supremo incumple todas las reglas de la justicia europea. No lo puede mandar el Supremo, porque nuestra causa debe instruirse en un juzgado de Barcelona, porque ya no somos aforados".

Llarena pidió la suspensión de la inmunidad

El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena pidió a la Eurocámara que suspendiera la inmunidad de Carles Puigdemont y Comín para proceder a su entrega a España, rechazando así revocar las euroórdenes contra el expresident y el exconseller de la Generalitat. Lo hizo después de que la Justicia belga ordenara la suspensión de las euroórdenes dictadas por el magistrado por la condición de eurodiputados de los dirigentes independentistas.

Estas órdenes quedaron congeladas a la espera de que se concediera el suplicatorio y el pasado lunes, 13 de enero, Puigdemont y Comín tomaron posesión de sus escaños en el Parlamento Europeo. Mientras David Sassoli, el presidente de la Eurocámara, anunciaba su condición de eurodiputados, ambos dirigentes pedían la libertad de Oriol Junqueras con el cartel que se puede apreciar en la imagen que acompaña a estas líneas.

Un día después, el 14 de enero, el expresident pronunció su primer discurso en este Parlamento. Durante su intervención, reivindicó que el derecho de autodeterminación es "la mejor solución para resolver conflictos territoriales". "Los políticos europeos tienen que dar un paso al frente y desarrollar un mecanismo europeo que desarrolle el derecho de la autodeterminación, porque la represión no puede ser la solución", señaló.