El rapero Pablo Hasél fue condenado el pasado mes de mayo a nueve meses y un día de prisión. Entre los delitos que resaltó el Tribunal Supremo en su sentencia, destacan principalmente dos: enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona, producidos entre 2014 y 2016. También ha sido condenado a seis años de inhabilitación y a casi 30.000 euros de multa.

Estos hechos, que el autor, según el ente judicial, cometió a través de sus redes sociales y sus propias canciones, han sido condenados por hacer referencias al terrorismo de ETA, los Grapo o A lQaeda. En total, son más de 60 tuits los que el TS ha tenido en consideración para juzgar al artista, que no ha dudado en remarcar algunos de ellos en su cuenta.

"Tuits por los que van a encarcelarme en unos minutos u horas. Literalmente por explicar la realidad. Mañana puedes ser tú", escribía Hasél esta madrugada. Entre ellos, destacan algunas frases, como: "¿50 policías heridos? Estos mercenarios de mierda se muerden la lengua pegando hostias y dicen que están heridos"; "Policía Nazi-onal torturando hasta delante de las cámaras", o "El mafioso del Borbón de fiesta con la monarquía saudí, entre quienes financian el ISIS queda todo".

 

Hasél también se enfrenta a esta condena por una canción, lanzada en 2016, en referencia al rey emérito Juan Carlos I y la Casa Real. En ella, el artista critica "los millones saqueados" por la monarquía, y lanza algunas frases que también aluden a los políticos: "Luego los psicópatas que nos gobiernan dicen que no hay dinero para derechos de primera necesidad", espeta.

"Esta es la historia de Juan Carlos el Bobón que quieren ocultar. Contar quién es y qué hace es delito, apuntaba maneras cuando apuntó a su hermano Alfonsito; ¿quién se cree que fue un accidente?", siguen las letras.

 

Este es el momento en el que ha sido detenido

Este viernes 12 de enero venció el plazo de diez días que la Audiencia Nacional le dio al rapero para entregarse voluntariamente. No obstante, Hasél, lejos de hacerlo, optó por encerrarse en la Universidad de Lleida: "Tendrán que reventarla para detenerme", aseguraba.

Finalmente, el rapero ha sido arrestado por los Mossos d'Esquadra horas después de su encierro. Las cámaras han sido testigo de su detención, en la que aparece el cantante catalán acompañado de varios agentes de Mossos d'Esquadra y Guàrdia Urbana. "No nos van a parar nunca, venceremos. No nos van a doblegar con toda la represión jamás", ha gritado con el puño alzado.

La política reacciona al arresto de Hasél

Gabriel Rufián, Íñigo Errejón , Alberto Garzón, Joan Baldoví... Son varios los dirigentes de izquierdas que han salido en defensa del rapero y que critican su encarcelamiento: "Los jueces son muy comprensivos con Rodrigo Rato y con Cristina Cifuentes, pero Pablo Hasél ya está en la cárcel", apunta el líder de Compromís, mientras que, desde Podemos, apelan de nuevo a "la falta de normalidad democrática" del Estado español: "Todos aquellos que presumen de esta 'plena normalidad democrática' y se consideran progresistas, deberían sentir vergüenza", escribe la formación morada.

 

Una visión que contrasta radicalmente con la opinión del Partido Popular. En este caso, la agrupación liderada por Pablo Casado celebra el ingreso en prisión del rapero. Una declaración realizada a través del alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, que ha descrito el encarcelamiento como una "buena noticia": "El delincuente acaba en la cárcel", concluye.