Pese a la histórica decisión del Tribunal Supremo que avala la exhumación de Francisco Franco, el proceso para sacar los restos del dictador del Valle de los Caídos aún podría dilatarse más, debido al escollo judicial de la licencia de obras para levantar la losa de la tumba, suspendida provisionalmente por el juez José Yusty Basterreche.

Este magistrado, titular del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 3 de Madrid y a quien la Abogacía del Estado intentó recusar por haber publicado un artículo contra la Ley de Memoria Histórica, paralizó la exhumación en febrero, alegando cuestiones de seguridad.

El juez Yusty y la losa

Aunque se definió como "un profano en la materia", Yusty determinó entonces que "no hace falta ser arquitecto, ni ingeniero ni maestro de obras para percatarse" de que la exhumación es "algo complicado" y que existe un "riesgo evidente" para los operarios, agregando que el movimiento de la losa "puede desestabilizar el conjunto".

Este procedimiento paralelo, que se refiere a una cuestión meramente técnica, no está necesariamente condicionado por el fallo del Supremo, pero el Alto Tribunal podría abordar esta cuestión urbanística en su sentencia, que se espera, en principio, para la semana que viene.

El Supremo, en su sentencia, podría hacer referencia a la licencia urbanística que debe autorizar el juez Yusty.

En este sentido, según fuentes jurídicas consultadas por laSexta, dado que la Abogacía del Estado hizo mención en sus alegaciones al proceso por la licencia de obra, el Supremo debería pronunciarse al respecto en la sentencia, una referencia que podría ser utilizada para pedir a Yusty que revoque las medidas cautelares que paralizan la exhumación.

No obstante, desde el propio tribunal asumen que este fleco jurídico puede retrasar los trabajos sobre los que se pronunció este martes.

Recurso de la familia ante el TC

Por otra parte, la familia Franco recurrirá ante el Tribunal Constitucional la sentencia y pedirá que, como medida cautelar, se paralice su ejecución. Así lo anunciaba su abogado tras conocerse el fallo del Supremo, anticipando que llevarán la batalla legal "hasta el final" y que incluso llevarán el caso hasta Estrasburgo.

Los familiares de Franco anuncian una batalla legal que empezará en el Constitucional y continuará en Estrasburgo.

A su vez, quedan aún por resolver en el Supremo los recursos planteados por la comunidad benedictina del Valle, la Fundación Francisco Franco y la Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos, que la Sala dejó para más adelante, aunque, previsiblemente, se pronunciará en el mismo sentido de la decisión que tomó este martes.

El Gobierno asegura que el juez Yusty no tiene competencia para suspender la exhumación.

El Gobierno, pese a todo, confía en que nada podrá paralizar ya el procedimiento iniciado hace más de un año por el Ejecutivo de Pedro Sánchez para trasladar los restos del dictador al cementerio de El Pardo.

Así, desde el Ejecutivo descartan que la suspensión cautelar impuesta por el juez Yusty pueda obstaculizar los trabajos: aseguran que no tiene competencia para suspender una decisión del Consejo de Ministros, sobre todo cuando esta cuenta con el aval del Supremo.

De igual modo, el Gobierno no ve recorrido al recurso de la familia Franco ante el Constitucional ya que, dicen, sería "insólito" que este suspendiera la ejecución de un acto de la Administración avalado por el Alto Tribunal.

Así las cosas, y según avanzó la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, tras conocer el fallo del Supremo, la intención del Ejecutivo es proceder a la exhumación "cuanto antes". Además, la voluntad del Gobierno apunta a llevar a cabo la operación antes de que arranque la campaña electoral el próximo 1 de noviembre.

La autorización del prior

Para ello, falta también que el Gobierno pida la autorización necesaria para entrar en la Basílica del Valle de los Caídos donde está enterrado Franco al prior de la comunidad benedictina que custodia el lugar, Santiago Cantera. Un trámite que el Gobierno confía en completar sin incidencias, dado que tiene por escrito el compromiso del prior de acatar la sentencia del Supremo.

El Gobierno asegura que los trámites para la exhumación no se aprobarán en el Consejo de Ministros antes del 4 de octubre.

En cualquier caso, la fecha definitiva para la exhumación y posterior inhumación de los restos de Franco en el cementerio de Mingorrubio tiene que ser aprobada por el Consejo de Ministros. No obstante, se descarta que se determine en el de este mismo viernes; fuentes del Ejecutivo señalan que, como pronto, la fecha de exhumación se aprobará el 4 de octubre.