El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, ha entregado este jueves al presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Abel Caballero, un listado de mil bienes indebidamente inmatriculados, es decir, registrados a su nombre, por la Iglesia.

La titularidad de estos mil inmuebles es indeterminada o perteneciente a terceros, pero no corresponde a la Iglesia y, por tanto, debe ser restituida a sus legítimos propietarios, una labor que llevarán a cabo los ayuntamientos. En el documento bajo estas líneas puedes consultar el listado completo de los bienes a devolver.

Entre los bienes listados se encuentran ermitas, templos y monasterios, pero también huertos, viviendas, colegios, solares e incluso terrenos rústicos, prados o castañales.

El documento distingue los 1027 bienes en varias categorías: 84 en la de comunidades religiosas/otras entidades religiosas; 608 en faltan datos por identificar; 31 en no inmatriculados; 28 en otros/errores; y 276 en otros titulares.

“Ahora toca restituir a sus propietarios estos mil bienes cuya titularidad ha reconocido la Conferencia Episcopal que no le corresponde”, ha señalado Bolaños en una intervención en la que, por un lado, ha alabado las virtudes del diálogo con la Iglesia, pero, por otro, ha destacado que esta es una primera lista, a la que seguirán más.

El Gobierno remitió al Congreso, en febrero de 2021, una lista de casi 35.000 inmuebles inmatriculados por la Iglesia entre 1998 y 2015, abriendo así la vía para posibles reclamaciones sobre la titularidad de miles de ellos.

El pasado 24 de enero se conoció un acuerdo entre el Ejecutivo y la Conferencia Episcopal según el cual esta admite que hay un millar de esos bienes cuya titularidad no le consta o corresponde a un tercero.

La entrega del listado efectuada hoy en la sede de la FEMP en Madrid hace posible que se pueda iniciar el proceso de regularización por parte de los Ayuntamientos, pero para ello los municipios, especialmente los de menor tamaño, necesitarán el auxilio del Ejecutivo, una colaboración que ha garantizado Bolaños.

“Este es un buen comienzo, pero no es final de la comisión de inmatriculaciones. Vamos a seguir trabajando con la Iglesia para devolver los bienes a sus legítimos titulares. Hay 14.000 de esos 34.000 inmuebles que no son lugares de culto. Hay que seguir trabajando”, ha señalado Bolaños.

Por su lado, Caballero, presidente de la FEMP, ha alabado “el músculo político” puesto en funcionamiento para que estos bienes sean devueltos mediante “el mecanismo correcto, a través de los ayuntamientos”.

“Una vez hemos recibido la información a través de Gobierno, la pondremos en conocimiento de alcaldesas y alcaldes. La inmensa mayoría de estos bienes tiene un propietario indeterminado, de modo que deberá ser investigado a lo largo de un proceso en el que las administraciones permaneceremos en contacto".

"Se trata de inmatriculaciones que nunca se deberían haber producido, y este proceso debe seguir. Este es un primer paso en la dirección correcta, la del respeto al derecho a la propiedad, un respeto que debe producirse por todos, y que en este caso una institución no ha tenido", ha añadido Caballero.