El Ministerio de Consumo ha dado a conocer una guía que incluye los alimentos que considera esenciales para componer una cesta de la compra saludable, un listado que trasladará este viernes a las distribuidoras que ofrecerán cestas de alimentos a precios limitados.

La selección incuye recomendaciones de todos los grupos de alimentos, que deben distribuirse así en la dieta: 50 % de frutas y vegetales, 25 % de cereales preferentemente integrales- y 25 % de proteínas, incluyendo las proteínas vegetales procedentes de legumbres y frutos secos.

La guía incluye apreciaciones también sobre formas de cocción o elección de los productos según criterios de sostenibilidad o bienestar animal, y no lleva ninguna bebida, pues se recomienda el agua corriente.

Hortalizas y frutas

Se propone su consumo en cualquiera de las comidas del día y en toda la variedad que sea posible, aunque Consumo recomienda elegir productos de temporada. Se sugiere que sean frescas, congeladas o en conserva -en ese caso, mejor con bajo contenido en sal y azúcar-.

Cereales

Pan, arroz y pasta con preferencia de variedades integrales. Si se incluyen los típicos cereales de desayuno o galletas, se pide que sean con bajo contenido en azúcar y sal y las galletas sin relleno ni coberturas. También se sugiere incluir opciones sin gluten para celiacos.

Patatas y aceites

El listado incluye también las patatas, que se recomienda consumir cocidas o al vapor y solo una vez al día y aceites vegetales, sobre los que se debe optar por el aceite de oliva o el de girasol alto oleico.

Proteínas

- Legumbres: garbanzos, lentejas, o alubias frescas o en conserva -apunta sobre este formato que ayuda a minimizar el consumo energético en el hogar-

- Frutos secos: Almendras, nueces, avellanas, cacahuetes. Elaborados al natural o tostados (sin sal o grasas añadidas).

- Pescado: blanco -bacalao, merluza- y azul -sardinas, caballa, salmón-, y también se puede ofrecer en conserva, además de frescos y congelados, y se prefiere al natural o en aceite de oliva o girasol y con bajo contenido en sal.

- Huevos, preferiblemente de gallinas camperas, por cuetión de bienestar animal

- Leches y productos lácteos: la lista incluye leche, yogur sin azúcar añadido y queso, menos los de alto contenido en sal.

- Carne: se prefiere ave o conejo por ser más saludables. Se permite incluir carnes magras en conserva.

Platos preparados

En este último apartado se indica que debe ser consumo ocasional, y a poder ser con contenido reducido en azúcar, sal y grasas saturadas.

Como ejemplos está el tomate triturado, las cremas de verduras o los potitos infantiles de pollo y de verduras.

Según indica Consumo, esta lista se ha elaborado a partir del Informe del Comité Científico de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) sobre recomendaciones dietéticas sostenibles y que tiene en cuenta las particularidades de la dieta mediterránea.

También se han servido de la experiencia en listas anteriores, como trabajos previos de esta Agencia relacionados con el suministro de alimentos a personas desfavorecidas u otros similares. El objetivo del Gobierno con estas indicaciones es que las distribuidoras se basen en este listado y configuren así la cesta de la compra a precio limitado, iniciativa de la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz para ayudar a las familias a hacer frente a la fuerte inflación que viene sufriendo España en los últimos meses.

El primer hipermercado que se sumó a esta propuesta fue Carrefour, que incluso ya ha dado a conocer esta misma semana una lista de 30 productos a 30 euros, que no incluía ni productos frescos ni leche. Aunque han asegurado que no quieren pronunciarse sober las propuestas concretas, el ministro de Consumo, Alberto Garzón, insistió en que la propuesta debía incluir productos frescos.