Iñaki Urdangarin mantendrá, por el momento, el servicio de escoltas que le brinda el Ministerio del Interior pese al divorcio de la infanta Cristina. El que fuera duque de Palma dispone de dos agentes que cuestan al Estado unos 8.000 euros.

Así lo recoge el diario 'Vozpópuli' que, citando a fuente del Interior, señala que Urdangarin "cuenta con dos escoltas, pertenecientes al Cuerpo Nacional de Policía, a su disposición para garantizar su seguridad tanto en su día a día como en los desplazamientos".

La nómina de estos dos agentes es "de unos 2.100 euros", y a ello hay que sumarle los gastos en dietas y en desplazamientos. En total, según las fuentes citadas, el Gobierno asume unos 8.000 euros de gastos mensuales en total. En gasolina, por ejemplo, "se gastan 400 euros mensuales más el mantenimiento del coche".

La cuestión es, si tras anunciar el divorcio de la infanta Cristina después de filtrarse fotografías en compañía de otra mujer, seguirá disponiendo de este servicio. Las fuentes consultadas por 'Vozpópuli' indican que la decisión está en manos del propio Ministerio, y no de Casa Real.

Las fuentes citadas admiten que hay "malestar" por que Urdangarin disfrute de este servicio y dentro del servicio consideran que "no debería tener" escoltas. "Hay que recordar que no pertenece a la Familia Real y que, además, es una persona que pese a estar en libertad, continúa cumpliendo condena".

Asimismo, ponen de ejemplo el caso de Jaime de Marichalar, al que le fue retirado este servicio cuando se divorció de la infanta Elena. Sin embargo, otras fuentes indican que el exduque de Lugo dispuso de los escoltas durante un tiempo tras su separación.