El plan del Gobierno para dar respuesta al impacto que la guerra en Ucrania va a tener para la economía española contempla unas 12 medidas organizadas en cinco ejes con el objetivo de "repartir de forma justa" las ayudas a familias, trabajadores y empresas.

Se trata de un plan que, si bien no contempla una bajada generalizada de impuestos, sí incluye numerosas medidas y ayudas para hacer frente a la inflación, la escalada de precios, y con el objetivo también de garantizar los suministros.

A continuación, repasamos las características de este plan y las medidas más concretas que ya ha desgranado el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez.

¿Cuál es el presupuesto?

Este plan se concreta en 6.000 millones de euros para ayudas directas y rebajas de impuestos, que se mantendrán en la factura de la luz, y 10.000 millones para financiar proyectos mediante créditos ICO.

Para las familias y los trabajadores

Una de las principales medidas que repercutirá directamente en los bolsillos de los ciudadanos es la bonificación mínima de 20 céntimos en cada litro de combustible. Mientras que el Gobierno aplicará una rebaja de 15 céntimos, las petroleras, lo harán, como mínimo, con una rebaja de 5 céntimos.

También se ha insistido en proteger el empleo, evitando el despido aludiendo a las causas de esta crisis. Las empresas podrán acudir a medidas de flexibilidad interna, como los ERTES.

Además, las revisiones de los alquileres tendrán un límite del 2% durante los próximos tres meses.

La cuantía destinada al Ingreso Mínimo Vital aumentará en un 15 %.

Por otro lado, el bono social eléctrico se hace extensible a otras 600.000 familias, de modo que esta ayuda llega ahora hasta los 1,9 millones de hogares.

También se prolongará la rebaja impositiva en la factura de la luz: del tipo del IVA al 10% para los pequeños consumidores, el impuesto especial a la Electricidad al 0,5%, así como la suspensión del impuesto a la Generación Eléctrica.

Para las empresas

La más destacada de las medidas para apoyar al tejido empresarial y económico viene de la mano de la nueva línea de avales de créditos ICO por 10.000 millones de euros para cubrir necesidades de liquidez provocadas por el aumento temporal del coste de la energía y los combustibles.

Pero no es la única. Habrá 362 millones de euros para el sector de la agricultura y la ganadería, y 68 millones, para el pesquero.

Para la industria gran consumidora de energía, se destinarán 500 millones de euros para compensar los peajes en un 80%, alcanzar el máximo en la compensación del CO2 y reforzar las ayudas directas al sector.

También Sánchez ha anunciado que el sector industrial, el exportador y el de la cultura recibirán ayudas, aunque no se concretarán hasta el Consejo de Ministros.

Son reseñables además las medidas específicas para el sector de los transportes, con un paquete de más de 1.000 millones de euros y con ayudas directas a las empresas de transporte de mercancías y de pasajeros, en función del tipo de vehículo.

Para el problema de la energía

España y Portugal presentarán esta semana a la Comisión Europea una medida excepcional y temporal de fijación de un precio de referencia del gas que se utiliza para la producción de electricidad.

Además, se extiende hasta el 30 de junio el mecanismo para reducir el exceso de beneficios en el mercado eléctrico causado por el elevado precio de cotización del gas natural en los mercados internacionales, con ciertas modificaciones para reforzar su eficacia y adaptarlo a las directrices europeas.

Medidas de ciberseguridad

El Gobierno ha anunciado un nuevo Plan Nacional de Ciberseguridad que estará dotado con más de 1.000 millones de euros. Con este presupuesto se constituirá un Centro de Operaciones de Ciberseguridad de la Administración General del Estado y de sus organismos públicos.

Además, Sánchez ha hablado del fortalecimiento de la seguridad de las nuevas redes de comunicaciones electrónicas 5G.

Ayudas para refugiados ucranianos

El presidente del Gobierno ha anunciado que España destinará 1.200 millones de euros durante este año 2022 a la acogida de refugiados ucranianos, de los 17.000 millones puestos a disposición de los estados miembros por la Comisión Europea.

¿Hasta cuándo?

Estas medidas se aprueban en el Consejo de Ministro de este martes y la mayoría entran en vigor el 1 de abril. Se mantendrán durante tres meses, hasta el 30 de junio.