Llega la vuelta al cole. Una frase que si bien podría tener carácter publicitario, este año se dice con la boca pequeña. Efectivamente, las familias saben que sus hijos se enfrentan, como es natural, a un nuevo curso escolar. Lo que de momento no está tan claro son las condiciones en las que se dará el nuevo año lectivo.

De hecho, el Gobierno ha convocado una reunión el próximo jueves 27 de agosto en la que espera determinar con las autonomías cuál será la senda a seguir durante el curso 2020-2021. Entre tanto, en Madrid los sindicatos han anunciado una huelga de profesores, mientras que Murcia plantea una vuelta semipresencial, además de reclamar un protocolo único para todo el país.

De momento, sí hay información definitiva para el alumnado de todo el país: el horario escolar. Habrá que esperar para saber si dichos días lectivos se dan en el aula, desde casa o en ambas. Aunque en lo que al calendario atañe, todo sigue igual.

El 11 de junio de 2020 se celebró una reunión entre los responsables de Educación de las Comunidades Autónomas en la que se decidieron "importantes alteraciones [en las medidas educativas] por efecto de la expansión de la COVID-19", como explicaban en el BOE publicado el 24 de junio.

En dicha reunión se establecieron una serie de acuerdos bajo los que se configura el calendario académico. El primer acuerdo que cita el texto es el siguiente: "El curso 2020-2021 comenzará en las fechas habituales del mes de septiembre, y seguirá unas pautas temporales similares a otros cursos académicos". En términos de fechas, los mandatarios han apostado por seguir con lo establecido, a pesar de la COVID-19.

Asimismo, entre las 14 medidas acordadas, destacan otras como el respeto de los 175 días lectivos —aún a la espera de saber qué será presencial y qué no—, la organización de charlas informativas al alumnado, el establecimiento "de las directrices necesarias para que los centros docentes elaboren planes de seguimiento y apoyo para el alumnado que experimente mayores dificultades en las circunstancias actuales" o la inclusión de medidas de higiene, como ya se había hecho en la etapa final del curso.

Diferencias entre comunidades

Ante la reunión del próximo jueves, algunas regiones ya barajan propuestas para abordar el próximo curso. Murcia, Galicia, Madrid, la Comunidad Valenciana y Aragón ya están confeccionando sus propios planes. Y existen importantes matices entre unas y otras.

Por ejemplo, el Gobierno murciano plantea un modelo semipresencial, en el que los alumnos de 3º y 4º de ESO acudan a clase solo dos o tres días por semana, en días alternos para reducir el aforo a la mitad. Un planteamiento diferente al de Ana Barceló, consejera de Salud de la Comunitat Valenciana, que el pasado jueves aseguraba en Al Rojo Vivo que abogaban por la presencialidad en su modelo.

Asimismo, también hay diferencias entre el resto de comunidades. Galicia opta por hacer pruebas PCR a todos el profesorado y establecer como obligatorio el uso de mascarilla tanto para docentes como para alumnos de más de seis años. En Aragón planean combinar la educación presencial y telemática a partir de 3º de ESO, mientras que los más pequeños acudirán, en principio, presencialmente. Madrid, tras el anuncio de la huelga, presentará el próximo martes 25 de agosto su plan de medidas, aunque el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ya ha dado un atisbo de lo que ocurrirá: no se plantea "un curso escolar presencial al 100%".

Vuelta al cole semipresencial a partir de 3º de la ESO: el plan del Gobierno

El ejecutivo está trabajando en un plan para el regreso a las aulas. Una iniciativa asimétrica, pero no por lugares, sino por cursos: Infantil y Primaria acudirían de forma presencial, a diferencia de los alumnos de 3º de ESO, 4º de ESO y Bachillerato, que combinarían enseñanza a distancia y en el aula. Un modelo que ya se plantean Euskadi y Aragón.

De este modo, sí se podría dar un modelo mixto que combinase la asistencia al colegio con el estudio a distancia. Aunque a este grupo solo pertenecerían los estudiantes de más de 14 años.

Ahora bien, los equipos directivos de los colegios hablan con franqueza: no todos están preparados. "Los centros mayoritariamente no están listos", espeta Raimundo de los Reyes, Presidente de FEDADI, mientras que desde el colectivo DERPA (derecho a enseñanza sin riesgo en pandemia) apuestan por una vuelta presencial sin riesgos.