La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha denunciado las pintadas con las que ha aparecido esta mañana la escultura del que fue presidente de la II República, Francisco Largo Caballero, en las que se puede leer "Asesino" y "Rojos no", tal y como lo ha plasmado en una fotografía.

"Así ha amanecido hoy la escultura de Largo Caballero en Nuevos Ministerios. Derecha y ultraderecha han utilizado mentiras y manipulaciones históricas para borrar su figura del callejero de Madrid", se ha lamentado en un tuit.

Ahora, "ese desprecio" por la memoria, según la diputada de Podemos, "cristaliza en vandalismo y violencia incívica".

 

Para la titular de Trabajo, "la falta de respeto por los valores democráticos y la ignorancia crean el caldo de cultivo para la intolerancia y las expresiones de odio". Eso -dice- "no lo permitiremos" y por eso apela a la responsabilidad política de quien -apostilla- "alimenta la crispación social y esta peligrosa desmemoria".

La reacción del PSOE

También en Twitter, el PSOE ha condenado este "acto vandálico" del que ha acusado a las formaciones de "derecha y ultraderecha".

"No permitiremos que la derecha y la ultraderecha mientan con campañas de incitación al odio y revisionismo histórico", ha publicado el Partido Socialista en un tuit en la red social. "Vamos a defender nuestra historia con uñas y dientes".

 

"Han borrado su nombre (Largo Caballero) del callejero. La consecuencia es este acto vandálico que condenamos", han añadido en el mensaje en su cuenta oficial.