La Junta de Andalucía ya está planeando su plan de desescalada, contemplando la vuelta de las clases presenciales y la reapertura de los comercios de distinto tipo e, incluso, de las playas y establecimientos hoteleros tras el confinamiento decretado contra la pandemia de coronavirus.

Este plan tiene por objetivo reactivar la economía andaluza, que depende en gran medida del turismo. En ello ha insistido Juanma Moreno, advirtiendo de que no tener actividad turística puede suponer una pérdida de 15 millones de euros y de unos 100.000 empleos.

Los bares y restaurantes, el principal foco

El sector de la restauración y la hostelería es uno de los más afectados. En este sentido, el Ejecutivo andaluz, de PP y Ciudadanos, ha lanzado varias propuestas para garantizar las condiciones sanitarias y de seguridad.

El tiempo máximo para desayunar no podrá exceder los 30 minutos, mientras que para las comidas principales se ampliará hasta la hora y media. Además, los establecimientos no podrán aceptar reservas de más de cuatro personas, si bien podrán ser más numerosas si los comensales pueden certificar que viven en el mismo domicilio.

Las mesas tendrán que guardar una mínima distancia de seguridad para evitar posibles contagios entre los clientes. Cabe destacar que no se podrán compartir platos o raciones, siendo individuales para cada cliente.

Protocolos en playas y establecimientos hoteleros

El presidente de la Junta de Andalucía planteó la posibilidad de abrir las playas, así como los establecimientos hoteleros, siguiendo también unos exigentes protocolos de seguridad. En este sentido, explicó que los empresarios de este sector anunciaron su compromiso para "certificar sus locales" con limpiezas microbiológicas, siendo esto "una garantía para el usuario".

Otras de las medidas que planteó fue establecer controles de temperatura entre los clientes o usuarios de estas zonas, ampliar el distanciamiento social en las zonas comunes de los hoteles y poner vigilantes que comprueben que se cumple el aforo determinado para las distintas playas andaluzas.

El 15 de mayo, vuelta a las clases presenciales

La reapertura de los centros escolares es otra de las medidas que más preocupa al Gobierno y a los presidentes autonómicos. Juanma Moreno propuso, al respecto, que los estudiantes volvieran a las clases presenciales a partir del 15 de mayo para recuperar, "al menos, un mes de curso".

En una entrevista en 'Cadena Ser', el líder del Ejecutivo andaluz destacó que muchas familias estaban pidiendo "que se pueda cerrar el curso" porque "los niños necesitan ese final para normalizar la situación". Si bien, estas medidas son, durante el estado de alarma, competencia del Gobierno central.