El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes en Barcelona el Real Decreto por el que el salario mínimo interprofesional (SMI) subirá a 900 euros mensuales por catorce pagas a partir del 1 de enero, lo que supone un aumento del 22,3% respecto a su actual cuantía y su mayor alza desde 1977.

Otra subida aprobada es la de los empleados públicos para 2019, que será como mínimo del 2,25%, cifra a la que podrá sumarse un 0,25% ligado a la evolución del PIB y otro 0,25% procedente de fondos adicionales.

La reunión ha abordado diversas autorizaciones de contratos de obras en carreteras de Cataluña por un valor de unos 112 millones de euros.

El ministro de Fomento, José Luis Abalos, ya avanzó a principios de este mes una inversión del Gobierno en conservación de carreteras en Cataluña por valor de 85 millones de euros, que se sumarían a los 50 millones de euros autorizados en septiembre para contratos de conservación integral de carreteras de Barcelona y Lleida.

También en materia de infraestructuras, se ha aprobado el convenio que desbloqueará 1.800 millones de euros destinados a carreteras para Canarias.

En un margen más simbólico, otro resultado de la reunión ha sido la anulación del juicio a Lluís Companys, presidente de la Generalitat asesinado en 1940 por el régimen franquista. El Ejecutivo busca así conceder un reconocimiento a la dignidad de la figura de Companys.

Otra medida de la jornada ha sido la decisión de cambiar la denominación oficial del Aeropuerto de Barcelona-El Prat, que pasará a incluir el nombre de Josep Tarradellas, presidente de la Generalitat en el exilio y a quien el primer Gobierno de Adolfo Suárez restableció su legimitidad, han confirmado fuentes del Ejecutivo.

A su vez, el Consejo ha aprobado la propuesta de la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, para aumentar el presupuestario de gastos del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), por un importe de 350 millones de euros, para fondos de formación.