Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid entre 2003 y 2012 con el Partido Popular, ha ingresado en un hospital madrileño tras dar positivo en COVID-19. Como también lo ha hecho su marido, Fernando Ramírez de Haro. Así lo han confirmado fuentes del PP a laSexta.

La exdirigente 'popular', de 68 años, y su marido, de 70, comenzaron a presentar síntomas compatibles con el coronavirus y, tras someterse a los análisis pertinentes, detectaron que dieron positivo en la infección. Entonces, fueron ingresados en un centro hospitalario de la Comunidad de Madrid.

Y, precisamente, el pasado 16 de marzo también conocimos que la actual presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, se encontraba en aislamiento tras ser diagnosticada.

"Di positivo, pero me encuentro con total normalidad y en el 80% de los casos, los que pasemos por el COVID-19, que vamos a ser la mayoría, nos vamos a encontrar relativamente bien", señalaba entonces, explicando que se sometió a las pruebas tras detectar varios síntomas.

Pero esta no es la única dirigente política que se ha contagiado. También anunciaron su positivo en el virus Irene Montero, ministra de Igualdad; Carolina Darias, ministra de Política Territorial; Santiago Abascal, presidente de Vox; o Javier Ortega Smith, secretario general de esta formación, entre otros.