El Ministerio de Sanidad ha informado de 61.422 nuevos casos de coronavirus y 401 muertes desde el pasado viernes. Un dato alarmante que se une una incidencia acumulada por COVID disparada hasta los 435,62 casos, desde los 350 del pasado viernes.

La incidencia acumulada ha subido en todas las comunidades autónomas, situando seis de ellas por encima de los 500 casos y disparándose por encima de los 1.000 en Extremadura (1.021 casos). En total, desde que comenzó la pandemia, España ya ha notificado 2.111.782 contagios y 52.275 fallecimientos por la enfermedad causada por el SARS-CoV-2.

Los datos de ocupación en hospitalizaciones y UCI vuelven a situar a España entre las cuerdas. Actualmente, el país registra uno 26% de ocupación por pacientes COVID de las camas de Cuidados Intensivos, lo que supone un riesgo "extremo" en los niveles establecidos para el control de la pandemia. De hecho, seis comunidades incluso superan el 30%. El viernes el porcentaje se encontraba en el 24%.

La ocupación en planta también ha crecido. España suma 1.841 hospitalizaciones más que el viernes, pasando del 12,2% de ocupación del pasado viernes al 13,77% de hoy.

"Vamos a pasar semanas complicadas, lo muestran en la ocupación de UCIS: 26%. Las camas hospitalización ya son un 13,7 %, tras haber rebajado las cifras al 10%", ha asegurado el director del CAAES, Fernando Simón, en rueda de prensa. El epidemiólogo ha destacado que hay que "ser conscientes" de que si hemos pasado días relajados en Navidad, ahora habrá que hacer "un esfuerzo para controlar epidemia".

En esta línea, ha alertado sobre el efecto de la Navidad: "Hemos pasado unas vacaciones mejor de lo que podíamos o debíamos haber pasado y ahora estamos observando los resultados". No obstante, Simón ha descartado que el aumento de casos tenga que ver con la nueva cepa de coronavirus, y ha achacado el incremento "a nuestro comportamiento".

"Podemos evitar el confinamiento"

Sobre un posible confinamiento domiciliario a la vista del fuerte incremento de casos en los últimos días, Fernando Simón ha querido lanzar un mensaje de calma: "Estamos en niveles por debajo de la segunda ola, y en la segunda no hubo confinamiento", ha aseverado.

Además, ha destacado que a pesar de que los datos sean superiores a los de la primera ola, "lo que sucedió en la primera ola fue superior, pero se notificaba mucho menos". Por eso, ha afirmado, "estamos en una situación muy por debajo" de la de marzo: "Si somos todos conscientes y somos solidarios y las instituciones hacen su trabajo podemos evitar confinamiento".

Posible incidencia del temporal

Hay que tener en cuenta que es posible que exista un retraso de los datos de la pandemia en las últimas jornadas por el fuerte temporal que ha asolado el país desde el pasado viernes. Al efecto fin de semana le ha seguido estos últimos días un colapso en la entrada a centros médicos por las fuertes nevadas y riadas que ha provocado la borrasca Filomena en gran parte del país.

El director del CAAES ha reconocido que el temporal ha podido tener un efecto difusor en el diagnostico de nuevos casos este fin de semana: "En los día festivos como en temporal, la gente se lo piensa un poco antes que ir a hacerse la prueba. Pero si son días festivos, en lugar de ir el día que tenemos que ir, vamos uno o dos días más tarde. Esto tiene un impacto, por supuesto. Ya los hospitales lo están manifestando, algunos llegan en peores condiciones. Los días festivos, los laboratorios hacen menos pruebas". "El temporal puede tener cierto impacto", ha recalcado.

Una situación que probablemente se prolongue durante algunos días en los que se espera que la ola de frío provoque la congelación de la nieve acumulada y dificulte los desplazamientos.