El Ministerio de Sanidad ha informado de 36.435 nuevos contagios y 591 muertes por coronavirus en las últimas 24 horas. Se trata de la cifra de muertes más alta observada hasta el momento en la tercera ola.

Sin embargo, la incidencia acumulada no deja de ascender, situándose hoy en los 893 casos por 100.000 habitantes. Una cifra nunca alcanzada hasta el momento. Sin embargo, hay siete comunidades autónomas que han conseguido descender ligeramente su incidencia acumulada: Andalucía, Baleares, Canarias, Cantabria, Cataluña, Extremadura y Euskadi.

Al igual que en las jornadas anteriores, España mira con preocupación su presión hospitalaria y en UCI, donde se prevé que lo peor aún puede estar por llegar. De hecho, Fernando Simón ya advirtió ayer en rueda de prensa que "Hay hospitales que han tenido que reprogramar" y que España está "en una situación critica de alto impacto": "Tiene que bajar muy rápido para que los hospitales no sufran".

Las UCI hoy ya están en el 41% de ocupación, alcanzando máximos en la Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha y La Rioja; aunque esta última ha bajado diez puntos de ocupación UCI de ayer a hoy (De 64% a 54%). Además, 332 personas han tenido que ser hospitalizadas en las últimas 24 horas, sumando ya un total de 30.815 hospitalizaciones, con una ocupación de camas por pacientes COVID de 24,10%.

Por otro lado, hoy el que ha sido ministro de Sanidad durante toda la pandemia, Salvador Illa, ha abandonado el cargo para centrarse en las elecciones catalanas.

En su despedida, el ministro ha querido hacer una mención especial a aquellas familias afectadas por el COVID: "Me llevo conmigo a todas las familias que siguen padeciendo al enfermedad y a todos los que han perdido a un ser querido".