El Ministerio de Sanidad ha informado de 19.096 nuevos contagios por coronavirus y 349 muertes en las últimas 24 horas. Un cifra aún elevada, pero más baja que la de los fallecimientos de ayer, que fue la más alta desde que comenzó la segunda ola de la pandemia.

En total, ya son 1.417.709 personas las contagiadas en España por el COVID-19, y 40.105 los fallecidos desde febrero. Sin embargo, el director del Centro de Coordinación del Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, afirmó ayer que España están entrando en una fase de estabilización de la pandemia, a pesar de que los datos de ingresos y muertes aún tarden en evidenciarlo.

Por el momento, la incidencia acumulada en los últimos 14 días por 100.000 habitantes continúa bajando y se sitúa en 514, frente a 524 ayer y 528 el miércoles pasado, con un total de 241.833 positivos en las pasadas dos semanas. Sin embargo, en la última semana 5.132 personas han precisado de hospitalización por coronavirus: 990 de ellos en Andalucía, 383 en Aragón, 502 en Asturias, 773 en Castilla y León, 419 en Comunidad Valenciana, 349 en Galicia y 335 en Madrid.

Sanidad ha informado de estos datos en una jornada en la que se ha conocido el estudio del CIS sobre las consecuencias de la pandemia en la población española: el 59,5% de los españoles temen no poder recuperar su vida tal y como era entes, casi el 80% teme por su futuro y el 58,4% piensa que puede morir víctima de la pandemia.

Precisamente hoy el Gobierno ha anunciado una nueva medida para contener el auge de contagios en España. A partir del próximo 23 de noviembre, se exigirá a todos los viajeros procedentes de países de riesgo que hayan dado negativo en una PCR 72 horas antes del vuelo. Con esta medida, España se suma a una larga lista de países europeos que exigen test de coronavirus para poder entrar en el país.