Sanidad ha informado de 435 muertos por COVID en 24 horas, la cifra diaria de fallecidos más alta desde que comenzó la segunda ola. Así, la cifra total de fallecidos se eleva a 41.688. Además, el Ministerio ha sumado 13.159 nuevos casos de coronavirus en las últimas 24 horas, una cifra que sumada al cómputo total lo asciende a 1.510.023 desde que comenzó la pandemia.

Durante la jornada de hoy ha bajado mínimamente la ocupación en los hospitales, que se sitúa en un 16,13% de pacientes COVID (ayer 16,54%). La ocupación de las UCI continúa en cifras similares a las de ayer: hoy los pacientes COVID suponen un 32,31% de los ingresados, mientras que ayer era un 32,8%. Son 30 pacientes menos.

Como datos positivos cabe destacar que las altas en hospitalización vuelven a superar a los ingresos en todo el país, y la indecencia acumulada continúa bajando desde 470 a 465 casos por 100.000 habitantes, un dato que evidencia la estabilización de los contagios. Sin embargo, hay algunos territorios cuya curva epidemiológica continúa en ascenso.

Preocupa especialmente la situación en Burgos, donde se han impuesto nuevas medidas y restricciones a partir de las 00:00 horas ante los "datos espeluznantes" que acumula el municipio. Su incidencia acumulada supera los 1.500 casos por 100.000 habitantes.

En la situación opuesta se encuentra Cataluña, que ya estudia abrir al 30% de aforo los bares y restaurantes tras duras semanas de restricciones por la situación de la pandemia en la región.

Precisamente en la jornada de hoy el Gobierno ha anunciado que se reducirá el precio de las mascarillas entorno a un 35% cuando se haga efectiva la bajada del 21% al 4%. Actualmente tienen el precio máximo fijado en 0.72 euros.

La carrera por la vacuna también comienza a dar resultados. España podría tener diversas vacunas a su disponibilidad en enero, como por ejemplo la de Pfizer, Oxford o Moderna. Esta última, de hecho, se fabricará íntegramente en el laboratorio Rovi, situado en Madrid, para toda Europa.